LA SABROSA RENOVACIÓN DE CATAE DE LA MANO DE DAVID LÓPEZ

La carta de Catae, el restaurante del hotel Renaissance Santiago, se renovó. Y no solo la carta, sino que también quien lleva la batuta y se dispone a deleitarnos con sus creaciones; el chef ejecutivo David López quien anteriormente trabajó por años en el hotel Ritz.

Entrar a Catae produce una sensación de confort. Sus colores, luces y mobiliario te dan una cálida bienvenida y te preparan de buena manera para saborear los manjares que allí existen. Esta renovada apuesta se inclina por una cocina de autor con estilo propio y atractivos montajes. Con esto, el chef busca acercar el restaurante a los huéspedes (y los no huéspedes) a través de los sabores que recorren nuestro país.

El menú que degustamos esta vez, nuevamente junto a colegas comensales, fue una potente muestra de cinco tiempos. Y de entradita yo quedé fascinada.

Como entrada una Quínoa de Colores con un huevo al centro y mini ensalada crocante. Hace mucho tiempo que no probaba un plato tan sencillo y rico. Sus ingredientes funcionan casi a la perfección. Un plato tibio cuyo huevo cocinado a baja temperatura nos entrega la mejor salsa del mundo al romperlo sobre la quínoa y la ensalada crocante con charqui. El plato tiene una apariencia terrosa con mucha textura y emulsión. Aún lo saboreo.

El primer plato principal fue un Caldo de los 7 Mares. Un plato colorido y entretenido ya que se presenta en la mesa en seco y un garzón vierte sobre él el caldito, que acertando nuevamente, viene a una agradable temperatura. Su protagonista es una suave Merluza Austral sellada y cocinada en el mismo caldo, además de pulpo, papas chilotas y mariscos. Un plato muy sabroso y con carácter propio.

Y nos fuimos con un clásico que, generalmente, funciona muy bien. Garrón de Cordero con puré de coliflor, un vegetal tan nuestro y tan olvidado que puede lograr maravillas en la gastronomía, tal como este puré tan suave, elegante y algo crocante. El muslito del cordero sureño se cocinó por 8 horas con un previo marinado de 12 y, como todo cordero bien preparado, se partía solo de tocarlo. Los toques finales a este plato los entrega el ajo negro.

El chef David López se acerca mucho a su objetivo; mostrar Chile al mundo a través de su cocina, la que califica como honesta, cercana, con sabor y carácter.

Finalmente pasamos al ítem que más aman, lo sé, los postres. Comenzamos con una deconstrucción de un clásico nacional, el Mote con Huesillos. Trigo, dulce y helado conforman esta propuesta que no pueden dejar de probar. Un puré de huesillo con helado de mote que harán que no eches nada de menos el tradicional vaso de los carritos. Tiene exactamente lo mismo, menos el cuesco. Es rico, fresco y lo corona una especie de galletita muy crocante (un poquito dura) hecha de lo que sobra del mote. Un versión moderna para un postre con tanto trayecto.

Y cerramos con uno que me sorprendió gratamente. Como saben, los postres no son mi fuerte, pero este me dejó demasiado feliz y sin querer soltar la cuchara.  Algo tan simple como Papayas con Crema pero hecho de una manera tan rica y una presentación tan entretenida que volvería solamente a probarlo de nuevo a Catae. Las papayas, por supuesto directo de la IV región, son cocidas en almíbar y puestas en guarda. Pero lo que más me gustó, además del sabor tan de antaño que entrega, fueron las hojitas en masa filo que parecieran ser un suelo de otoño (dibuje un corazón aquí) Ni siquiera quería tocarlas pero había que hacerlo. Bajo ellas aparece majestuoso un parfait con trozos de esta fruta serenense. ¡Una delicia visual y para el paladar!

Mi experiencia en Catae fue genial. Sin duda se convirtió en una de las apuestas de restaurantes de hoteles más atractivas y bien logradas que me ha tocado probar. Felicidades a su nuevo chef y al gran equipo detrás de tanta maravilla.

¿Dónde? Hotel Renaissance Santiago, Avenida Presidente Kennedy 4700, Vitacura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *