#PATIOMARINO: DÓNDE COMER RICOS PESCADOS Y MARISCOS EN PATIO BELLAVISTA

La Semana Santa ya pasó. Y es probablemente la época del año en que los chilenos más se acercan al consumo de pescados y mariscos. Una costumbre un poco extraña, ya que somos un país costero de punta a punta con manjares del mar increíbles. Por eso, este proyecto foodie llamado #PatioMarino apunta a darles una pequeña guía de tres fabulosos restaurantes dentro de Patio Bellavista en donde pueden disfrutar auténtica comida marina.

¡Anímense! Y no sólo en abril.

Barrica 94

No hay palabra que pueda describir mejor a Barrica 94 que placer. Aquí todo es un placer; la atención, el lugar, los vinos y, por supuesto, la comida. Comenzar una velada con mariscos frescos en sus conchas es una idea fantástica. Puedo recomendar entonces las Ostras ($4.100 las 5 unidades) que vienen de una piscina propia que mantiene el restaurante, acompañadas de una salsa verde. Siempre deliciosas. Las Machas Parmesanas ($6.200 x 6), por su parte, también son un clásico de lo que comemos cuando hablamos de mariscos y las de Barrica 94 son suaves y con una rica acidez que les da su salsa de queso.

Otro bocado que no deberían dejar pasar es el Montadito de Salmón Ahumado ($4.500) que irrumpe en nariz, claramente, con un pan esponjoso que se acompaña además de ricotta, palta y ciboulette. Aquí, el vino juega un rol fundamental y el recomendado por la sommelier Maca Larraín es un Amelia Chardonnay de 2017, un manjar premium del valle del Limarí.

Y si nos vamos a los fondos, mi recomendación sin dudas es el Atún Sellado ($9.900) con costra de hierbas y setas. Y si acompañamos este aún con la Polenta Marina ($3.500) es ¡wow! un juego de sabores en boca deliciosos, con un atún a la inglesa en su punto perfecto, rojito por dentro, amable por fuera, con personalidad de sabores. La polenta por su lado, cocinada con fondo de mariscos, entrega esa textura cremosa que siempre queremos sentir. Es un match de ensueños.

Punto aparte es el Pulpo Grillado a la Parrilla ($8.900) con salsa de hierbas y reducción de balsámico, con una cocción justa que hace que al mascarlo sea blandito, pero que mantenga su consistencia y forma. También se ha transformado en todo un clásico.

Fukai

Me encanta ese ambiente relajado y distendido que encuentras en Fukai, además de su techo lleno de paraguas de colores volteados que le da mucha onda. Aquí la especialidad es el sushi, pero su carta se nutre de otras preparaciones ricas y llenas de tesoros marinos. Por eso, puedo comenzar por contarles del -hermoso- Ceviche de Camarón en Leche de Coco ($8.790), un plato colorido con un sabor a coco que ayuda a suavizar el mango en cubitos que también trae, muy fresco, ácido y de un dulzor justo. Un gran comienzo.

Otro plato que sorprende, son los Tostones con Ceviche de Mariscos ($7.590). Aquí si que hay puro sabor a mar, mezclado con unas crocantes y a la vez blanditas tostadas de plátano verde frito. Juntos tienen un sabor fantástico, con rico limón. Pruébenlas y me cuentan su experiencia.

Y si vamos al punto fuerte de Fukai, el Spicy Tiger ($8.990) es un roll con un leve picor que queda en la lengua, rico, bien llenador y sin arroz. Trae camarón, salmón y palta cubierto con un tartare de salmón spicy. Por su parte, el Crunchi Fire ($8.990), conquista por si solo. La misma premisa, pero esta vez envuelto en nori cubierto por un tartare de atún, crocante de tempura y cebollín. Ambos son parte de la categoría House Rolls sin Arroz.

Puerto Bellavista

Este si fue un verdadero descubrimiento. Hace mucho tiempo que quería conocerlo y el tiempo me daría la razón. Es sentirse en el puerto ¡que lugar más bonito! Me enamoré de Puerto Bellavista, bueno, así como de tantos otros debo confesar.

Bien, para comenzar aquí se puede hacer de manera perfecta con el Gravlax de Salmón curado en sal de Cáhuil -que gran ingrediente- con aderezo de mostaza maracuyá, palta y coloridos brotes. Ya saben, pura frescura.

Y si va con varios comensales, no dude un segundo en pedir el Jardín de Mariscos ($29.900) apoteósico, lleno de colores y opciones, todas igualmente sabrosas y conquistadoras. Por ejemplo, los erizos, con personalidad única, los locos suaves y grandes, las pinzas de jaiba, los aros de calamar, las crocantes bolitas de merluza -fantásticas- y así. Dos pisos de puro amor al mar y sus bondades.

En Puerto Bellavista se puede literalmente bailar entre las olas con tantos platos grandiosos para probar -siempre respetando las vedas- Tenemos por ejemplo la Trucha del Sur ($11.900) rellena de centolla y kale, con chips de papas nativas y sal marina. Un gran lujo que se transformó en uno de mis platos favoritos de #PatioMarino.

Sigo con la Merluza Austral Al Ajo Negro Chilote ($11.900) costa de todo el país presente para deleitar nuestros paladares. Este plato además lleva mote cremoso de camarones y tomates confitados, una delicia si juntamos los sabores en cada bocado. Ojo, que el ajo chilote va delicadamente en forma de espuma. También tenemos la Reineta Parmesana ($12.900) que viene bien calientita en una paila de fierro acompañada con camarones, papas, tomates y cebolla. Jugosita, de carne dócil. No deje pasar el siempre necesario Caldillo de Congrio ($10.900)

¿Dónde? Patio Bellavista, Santiago.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *