PIWÉN PRESENTA: LA SÚPER AVELLANA CHILENA

La mayoría la recordamos como un sabroso y distinto fruto seco. Muchas veces difícil de encontrar y que sólo en el sur de Chile nos la podían ofrecer. Es la avellana chilena que justamente es originaria de esas regiones de nuestro país y hoy Piwén viene a rescatarla y ofrecerla en formatos disponibles para minoristas como mayoristas.

La avellana posee distintos beneficios para nuestra salud. Como muchos frutos secos, es buena para mantener el equilibrio en los niveles de colesterol. Además destaca en su contenido la presencia de vitamina E que ayuda a los vasos sanguíneos y a nuestra piel. Pueden aportar la cantidad calórica necesaria para transformarse en una fuente energética saludable muy importante, por lo que, por ejemplo, consumir una pequeña cantidad entre comidas nos ayuda mucho para continuar el día. Resultan provechosas también por su contenido mineral, donde destaca el calcio, así como su aporte en fibra vegetal.

Si a todo lo anterior le agregamos su particular y delicioso aroma, sabor y textura, pueden resultar casi indispensables en nuestra cocina. Piwén te invita a probarlas de distintas maneras. Las avellanas chilenas tostadas se utilizan en preparaciones dulces o saladas. Desde simplemente rociarlas sobre una ensalada hasta hacer la más rica crema casera con cacao (ver receta). Además se puede hacer harina de avellanas e incluso café como también transformarla en una gran protagonista en la pastelería, cocinando turrones, alfajores y bombones.

Las avellanas chilenas tostadas las puedes encontrar en todas las tiendas que Piwén tiene en Santiago, en el formato de 80 grs a $2.400, 250 grs a $5.600 y un kilo a $20.600. Piwén te invita a probar los beneficios de la avellana y encontrar sus tiendas visitando el sitio http://www.piwen.cl/.

Crema de avellanas Chilenas tostadas

Ingredientes

100 gramos de avellana chilena tostada

100 gramos de chocolate negro (55% cacao)

30 gramos de azúcar flor

50 mililitros de leche tibia

 Preparación 

En un procesador de alimentos poner el azúcar y moler hasta que quede como azúcar flor. Después agregar las avellanas y molerlas hasta que quede una mezcla homogénea con partículas no mayores a un grano de arena. Posteriormente agregar el chocolate en trozos pequeños, en este paso se comenzara a formar una pasta.

Antes de que el procesador se caliente debido a que la pasta se compacta, agregar la leche tibia de a poco. Continuar mezclando hasta que la preparación tome un estado un poco más liquido y comience a parecer una crema espesa. Conservar la crema de avellanas en el refrigerador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *