SÁNGUCHES PERUANOS PREPARADOS CON AMOR

La Gloria, la primera sanguchería 100% peruana que existe en nuestro país, llega a Patio Bellavista con el fin de desatar una catarata de sabores y emociones, y acercar a sus visitantes la diversidad cultural del país vecino. Todos los locales ofrecen la misma carta, pero en esta ocasión se incorporó además la hamburguesa de corte angus, llamada Chola Soy.  La gran diferencia del local de Patio Bellavista es que éste es mucho mayor en tamaño y ofrece una amplia carta de coctelería, cerveza cuzqueña, variedad de pisco sour y chilcanos.  “Este nuevo local tiene un look y un servicio de restaurant más que de fuente de soda. Estamos apostando a una permanencia en el lugar más larga, donde la gente se sienta a conversar y disfrutar de la buena mesa”, cuenta Ximena Pérez Gana, propietaria de La Gloria.

Esta sanguchería nace debido a que Ximena es admiradora de la gastronomía peruana y, a su vez, tiene experiencia en el negocio y en el tipo de comida pues fue dueña del exitoso restaurante Mi Causa en Ciudad Empresarial.  “Luego de varios viajes a Lima, decidimos emprender con algo distinto y nunca antes visto en Chile. El objetivo era conseguir el auténtico sabor de las sangucherías peruanas. Después de muchas pruebas, al cabo de un año, lo logramos”, cuenta Ximena. Y agrega que primero partieron con un local muy pequeño ubicado en Providencia, luego siguieron con uno en Santiago Centro y, posteriormente, con otro en Las Condes.

Sin embargo, el crecimiento no paró ahí, surgió la inquietud de buscar un lugar con un público diferente, uno que tuviera menor rotación. De esta forma, se plantearon la idea de abrir un cuarto local.  “Patio Bellavista cumplía con todos los requisitos. Es un referente dentro de la ciudad, tanto a nivel nacional como internacional, con una buena ubicación y accesos, donde convergen aquellos que no solamente son amantes de la buena mesa, sino también de la cultura, el arte y la entretención. Es un espacio donde la gente pasa largo tiempo y disfruta mucho el momento”, indica la propietaria de La Gloria.

Cada sánguche es elaborado bajo un control diario en lo que respecta a materia prima. Los panes son preparados por ellos mismos, con diferentes ingredientes, acompañados de salsas criollas y de fritos, que resultan ser un complemento perfecto para cada elección. “Todos los productos son del día, por lo tanto, son muy frescos. Sólo de esta forma podemos asegurar la calidad que queremos ofrecer a nuestros visitantes”, puntualiza Ximena.  Son todos estos detalles los que hacen que esta sanguchería peruana tenga identidad propia. No únicamente por su gran variedad, sino que también por su música, ambiente, decoración y excelente servicio.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *