EL RICO Y SENCILLO ESTILO TEX-MEX DE CHILI´S GRILL & BAR

Ruidoso, colorido, lleno de luces y gente. Aromas y sabores de la comida tex-mex bien representados en Chili´s Grill & Bar, que abrió hace algún tiempo las puertas de su quinto local en el Mall Arauco Maipú. Pero esta vez, fuimos por la carta de su casa ubicada en el Boulevard del Parque Arauco. Los chicos aquí atienden de primera.

¿Para abrir el paladar? Las siempre tan bien recibidas «alitas» o como lo dice su carta Wings ($7.490) en la versión original, bañadas con salsa barbecue. Para comer con la mano y chuparse los deditos, como es la tradición, con harta salsa encima en una porción de diez piezas. Las sirven con bastones de apio y aderezo para darles un golpe de frescura. Bien pensado.

Las hamburguesas de Chili´s me sorprendieron por su bien logrado sabor. A parrilla, indudablemente. Por ejemplo, la Guacamole Burger ($8.400) con queso mozzarella, pimiento verde y rojo, cebolla salteada, un toque de crema ácida y mucha, mucha palta. Enjundiosa y llena de color entre dos panes frescos y húmedos, acompañada muy acordemente por unas papas fritas crujientes.

Su hermana, la Southern Smokehouse Burger ($9.900) y de las favoritas en Chili´s, es otra delicia bien ejecutada por los cocineros. Con dos enormes aros de cebolla que se destacan entre los ingredientes, lleva además queso cheddar, doble tocino (ya hasta ahí vamos perfecto), pepinillos, lechuga, tomate y mayonesa. En cada mordisco quizás no se siente que este hamburguesa tuviera tantos ingredientes, porque se mezclan muy bien entre sí entregando puro sabor americano. Y también viene con papitas.

Por otro lado, puedo contarles de las fajitas, muy populares por estos lados. Las Mix & Match Fajitas (desde $9.900 a 13.100) las puedes armar a tu pinta. En mi caso, elegí las tres proteínas -pollo, carne y camarones- para acompañarlas de vegetales en una paila de fierro que viene borboteando lista para ser preparada en tres tortillas de maíz o harina. Lo bueno, es que si te terminas estas tortillas, te traen más y sin costo alguno.

Armar fajitas no tiene gran ciencia, pero por Dios que quedan deliciosas. Se acompañan de toppings como mezcla de quesos, guacamole, crema ácida, pico de gallo y salsa de la casa. Y, además, puedes ponerle -por un pequeño costo extra- queso, champiñón o tocino sobre la paila caliente ¡Ñami!

¿Cerramos con algo dulce? Claro que sí. Como buena comida norteamericana, las porciones si no son grandes no se merecen el respeto que buscan. Por eso, no solo las hamburguesas, fajitas y costillas vienen en platos voluminosos, sino también los postres. Aquí dos de ellos. Molten Chocolate Cake ($6.100) podría no sonarles mucho, pero es el clásico volcán de chocolate. Un biscocho tierno que se acompaña de helado de vainilla y una capa de crujiente chocolate encima. Y para los monstruos come galletas, está el Skillet Chocolate Chip Cookie ($5.400) que se monta sobre una gran galleta de chocolate chips horneada, helado de vainilla y chocolate. Se disfruta cada pecado, digo, bocado.

No sean prejuiciosos y denle oportunidad a restaurantes como Chili´s Grill & Bar, que con comida simple y sabrosa puede encantar hasta al más crítico de los paladares. Además, se crea un ambiente muy distendido ¿qué mejor para pasarlo bien?

¿Dónde? http://www.chilis.cl/ubicaciones/

 

 

 

COCTELERÍA Y ALITAS DE POLLO, EL NUEVO MATCH DE VERANO EN CHICKEN INTERNATIONAL

Las mesas llenas de comensales disfrutando sus platos. Ese es un muy buen indicio. Chicken International cumplirá su primer año este próximo mes de mayo y la gracia de ellos es que su carta se compone, mayormente, de deliciosas alitas de pollo fritas (filete) con aderezos identitarios de diferentes partes del mundo, que se presentan como una opción perfecta y lúdica para compartir con los amigos.

Y para este verano 2019, tienen una propuesta que incluye rica y refrescante coctelería de autor que marida muy bien con su carta gastronómica. Es así como sus Signature Cocktails van de la mano con sus 15 variedades de pollo aliñados e inspirados en 15 diferentes partes del mundo.

Encontramos entonces el Taipei Panión, taiwanés, con fresas, tequila blanco, albahaca y limón. Fresco, afrutado y de linda presentación. Puede ser perfectamente acompañado con el Taiwanese Original Fried Chicken ($5.590) que es freído en aceite con infusión de albahaca y con una pizca de pimienta blanca. Uno de mis favoritos.

Por otro lado el Seoul Yogusoju, cóctel coreano, es a base de Soju (bebida destilada de Corea) y yogurt con sabor a melocotón con soda y menta y que combina de maravillas con los pollos picantes ya que el yogurt hace lo suyo bajando los niveles de picor. Lo podemos recomendar entonces con un Japanese Karaage ($6.690) que es marinado en sake, jengibre, soya y más, apanado en harina de papa para un sabor extra crunchi. Otra buena alternativa para este cóctel son las Usa´s Buffalo Boneless Wings ($7.890), una recomendación del chef y un clásico ya de Chiken Internacional.  De inspiración norteamericana, tiene un picante engañador, que aparece después, porque está bañado en salsa de búfalo picante.

¿Otra alternativa de los Signature Coctails? El Indian Mango Martini de gran personalidad en boca por una combinación de vodka, vermouth, syrup, jugo de limón y  mango, con un toque de ají y canela. Este colorido trago lo puedes maridar muy bien con un Indian Chicken ($7.500), gracias al mango que genera sinergia con el curry, chutney y romero de esta preparación creando mezcla exótica y refrescante.

¿Dónde? Magnere 1570, Providencia.