COLOR, SABOR Y TERRAZA EN UN NUEVO GRILL FEST DE W SANTIAGO HOTEL

Este pasado viernes 17 de diciembre, se llevó a cabo la segunda versión del Grill Fest, evento organizado por W Hotel Santiago y que tuvo como grandes protagonistas deliciosas y diversas preparaciones en las coloridas parrillas de Kamado Chile .

Los destacados chefs del restaurante Karai, Sebastián Jara, el chef pastelero del hotel W, Sebastián Araya, el sous chef de Noso,  Nicolás Araya, el chef de banquetes del hotel, Gerardo Castro y el chef ejecutivo del hotel, Cristian Sebastián Schwuger, acompañaron con sus creaciones en un ambiente exquisito de sunset que se desplegó en el Red2One del piso 21, con una vista al oriente de Santiago que nos hizo disfrutar cada minuto.

¿De las preparaciones? Todas a la parrilla, carnes, pescados y pollo que se montaron en platos -reciclables- de degustación como el Pollo Enlatado, Shorts Ribs Ahumadas al Whisky Americano y Paiche con Arroz Chaufa y Chimichurri, solo por nombrar algunas, sabrosas cada una en su estilo, gracias a estar cocinadas de manera prolija en este horno-parrilla-ahumador de una autenticidad que encantó a todos los comensales presentes.

Este genial evento veraniego, tiene un valor de $29.000 por persona, y te da derecho a comer todo lo que desees de las parrillas y los postres que se preparan al final de la jornada, que comienza a las 19:00 horas, además de 4 copas de vino, espumante, cerveza artesanal, agua, o mixología.

¡No te pierdas la próxima versión que se viene en marzo! Atentos a sus RRSS.

 

NO SOLO DE HOSPEDAJE VIVE EL CROWNE PLAZA ¡VAYA A PROBAR SU GASTRONOMÍA!

Es un hotel icono de Santiago. El Crowne Plaza, con 40 años de existencia, alberga entre sus paredes no solo habitaciones, salas de reuniones y salones para sus huéspedes. El hotel es el refugio de Urbano 136, un restaurante que te hace olvidar aquella rigurosidad de un hotel de perfil ejecutivo y te sumerge en una atmósfera cálida, sabrosa y un poco desconocida.

El Sous Chef José Oróstica está en sus fuegos hace 23 años y se inspira en las regiones de nuestro país para crear maravillosos y deliciosos platos para todo aquel que quiera traspasar las puertas del hotel y llegar hasta el segundo piso, en donde está ubicado el restaurante.

En esta, su carta otoño / invierno, las carnes, los pescados y las guarniciones calientitas están a pedir de boca. Siempre maridando con excelentes vinos. Para comenzar, un Carpaccio de Salmón Ostión con aderezo de mostaza, fresco y de ricas texturas. Además, un Tartar de Atún con Mousse de Palta, mayo al ajo y tinta de calamar que te deja pidiendo repetición. Sedoso.

¡Que gran inicio!

El Pastel de Choclo Marinero fue el rey de la noche. Con una base de caldo de loco y relleno de puros manjares del mar chileno, es sin duda un plato que te queda en la memoria. Es medio dulzón -claro, por el choclo- generoso por dentro y muy cremoso. Por otro lado, el Raviol de Cordero y Salsa al Merlot ni siquiera necesita foto, porque no le haría justicia. Al dente, de maravillosa textura en boca, jugoso y de rica acidez gracias al merlot.

¿Dos platos más? Para los fanáticos de la carne, no pueden dejar de pedir el Filete en Salsa de Morillas con papas rosti y camarón ecuatoriano. Quizás quise una carne más roja, pero no por eso estaba menos sabroso. La salsa que emulsiona a esta carne se lleva gran parte de los premios. Comerse este plato recién salido de la cocina es un verdadero placer. Ahora viene el pescado. La reina del mar se presenta en gloria y majestad -me refiero a la Merluza Austral– con papas y pimientos ahumados, con un pebre de palta. Correcto punto del pescado, suave, con un papa que le aporta cuerpo al plato y un pebre que le da frescura. ¡Match!

Dos manjares dulces se presentaron sobre la mesa. La Tarta de Chocolate con Helado de Vainilla, sin gluten, es un postre que, aunque no lo parezca, es bastante livianito y equilibrado. Por su parte, la Trilogía de Postres presenta como en una obra de arte una Milhojas de Chancaca, un Poe de Plátano con puré de Mango y un Berlín con Pastelera. Para satisfacer a todos los gustos. Mi favorito, el Poe de Plátano.

Atrévanse a entrar a los hoteles y conocer sus restaurantes, no saben de todo lo que se están perdiendo. Gastronomía de primer nivel, atención exquisita y grandes etiquetas de vino. No les tengan miedo.

¿Dónde? Av Libertador Bernardo O’Higgins 136, Santiago.

 

CARA DE PEZKAO LLEGÓ AL BARRIO ITALIA CON SU FISH AND CHIPS

Abrieron hace poquito, para la Semana Santa -fecha idónea- en un pequeño local ubicado casi al final del Barrio Italia. El Cara de Pezkao nace de la mano del talentoso y joven cocinero Cris Vargas Arrau, quién fue uno de los socios fundadores de la exitosa Casa Combi (ya no está en ella) y creador de la Fuente Manquehue.

Esta vez la oferta principal es el Fish And Chips, famoso en varias partes del mundo -mayoritariamente en Inglaterra- y que consiste en sazonar de gran manera la sencilla opción de pescado con papas. Con una carta bien humilde, pero de justa medida, el Cara de Pezcao ofrece Reineta Frita / Caleta Cóndor ($4.990) o Pesca Frita / Caleta Tortel ($4.990) más acompañamiento y tres salsas. Los acompañamientos son, por supuesto, papas fritas caseras, papas backer, ensalada a la chilena o ensalada de hojas verdes. Sencillo ¿ve?

Pude probar la Caleta Tortel con Papas Backer. Un pescado delicioso, sedoso, con una capa de crocancia que no esconde sabores, hecha de maizena, harina y cerveza. Las papas bien cocidas, firmes y bastante llenadoras. Fíjese también en el final de la carta donde están las Papas Fritas Caseras ($3.900) y si se considera bueno para el mastique vaya por una de ellas antes -o después- de su pescado. Puede compartirlas también. Yo me fui por las Papas Pe´que están acompañadas de pollo marinado asado, con salsa criolla y salsa huancaína. Súper, súper ricas. Picantitas por el rocoto de la salsa criolla y con harta potencia de sabor. Un plato lleno de color.

Y para los que siguen siendo fanáticos del sánguchito está el El Pecesillo ($4.900) un siempre apetecido pescado frito con ensalada a la chilena, lechuga, ají verde y mayonesa casera en pan ciabatta. Jugosito y lleno de virtud en boca.

No se vaya sin antes tomarse una fresquita Chicha Morada ($2.200), un Té Casero de Hojas y Canela ($1.500) comerse un dulcesito como Donuts o Churros o unas maravillosas Sopaipillas Pasadas (aún no están en carta, pero pregunte por ellas, no sea leso).

El Cara de Pezcao es uno de esos locales que se agradece que existan. Sencillos, sin grandes ostentaciones pero llenos de sabor, en un ambiente bien familiar, cálido y colorido.

¿Dónde? Colo colo 816, Ñuñoa.

 

¡PESCADO FRESCO! MISTER FISH TE ESPERA CON RICAS PREPARACIONES EN SEMANA SANTA

«Queremos acercar a todo el mundo a comer pescado», dice Camilo Godoy, dueño de Mister Fish un pequeño y acogedor lugar ubicado en Providencia (también en Ñuñoa) que espera a sus comensales con pescado fresco. Son cinco años de experiencia en el mercado, atendiendo a sus comensales con manjares marinos como la Merluza Austral, el Congrio o la Trucha Arcoiris en diferentes y ricas preparaciones.

Abrí el apetito con unos Camarones Crocantes con salsa Alioli ($6.900). Sin aceite que empape en demasía el papel en el que es presentado, tempurizado -no apanado- con una receta que se basa en harina, maizena y agua mineral y que le entrega un crunch suave que permite también saborear el camarón. La salsa levanta, sin dudas, la sensación en boca.

En Mister Fish puedes combinar tu plato como quieras; eliges un pescado (frito, a la plancha o crocante), un acompañamiento, entre los que hay papas fritas, bastones de polenta y ensaladas y dos salsas caseras. Yo me fui por la Merluza Austral Frita ($6.600) con Papas Fritas Caseras Mister Fish y salsas de Guajillo (pimentones y ajíes asados) y Crema Ácida (yogurt natural, ciboulette y limón). El precio lo incluye todo.  Esta especie de tempurizado, que les hablé también con los camarones, da como resultado una crocancia fina, delicada, que permite sentir los sabores de todo aquello que cubre, de la Merluza Austral en este caso, que se cocina dentro de esta capa al vapor y con sus propios jugos. Queda suave de textura y deliciosa al paladar.

Si bien la acompañé con Papas Fritas Mister Fish, también quise probar los Bastones de Polenta, fritos, rellenos con tres tipos de quesos, de textura natosa y sutil por dentro, pero crujientes por fuera. Atrévanse con ellos.

Finalmente, y como preparación más fresca, fui por un Ceviche Mixto ($8.200) de Reineta y Salmón, con una justa acidez, cremoso, con una Leche de Tigre vegetal y en donde no compiten los sabores. Viene con acompañamiento y una salsa a elección.

Mister Fish se transformó en una especie de fuente de soda 100% especialistas del pescado. Es sin duda una gran alternativa para estos días de Semana Santa, en donde todos buscamos comerlo. Aquí, la relación frescura, calidad y precio si se complementan. ¡Agradecemos tanto eso! Pregunten también por su sanguchitos de pescados y sus completos. Sí, completos de pescado. Toda una novedad que quizás más adelante pueda reseñar.

¿Dónde? Carlos Antúnez 1823, Providencia / Irarrázaval 3247, Ñuñoa.

EL GIRO PATAGÓNICO DE PUNTO OCHO DE LASTARRIA

Hace poco más de un año fue mi primera experiencia con Punto Ocho, el restaurante del hotel Cumbres de Lastarria. Casi como coordinado por reloj volví, un año después, a encontrarme con chef y propuesta distinta. Pasó de la cocina mediterránea a un profundo amor por los sabores del sur. Todo, obra del chef Cristian Urrutia.

Y si de sabores sureños hablamos, la Patagonia es la gran inspiración. Por eso no resultó extraño comenzar con un Calafate Sour, fruto insigne de la zona, servido en un vaso que nunca perdió su fresca temperatura. Consistente y delicioso, nada más saludable que un buen sorbo lleno de antioxidantes.

Esta nueva propuesta, disponible en su totalidad solamente durante las noches, tiene guiños patagónicos desde la estética de su carta física. Platos de autor, de creación, que comenzamos a conocer junto a un Jamón artesanal de guanaco con crema de nabo, cubos de queso de cabra, polvo de aceitunas negras y tomates cherry al orégano. Un plato de belleza indiscutible, interesante y suave en boca. A su lado, una de las cartas de presentación del chef, su Esfera de Jaiba cubierta en crocante de Calafate sobre crema de cebollas al rescoldo. Plato generoso, de abundante crustáceo y coraza crujiente. Un inicio alentador de esta degustación.

Un Caldo de choritos ahumados con papas nativas de Chiloé terminó por hacerme viajar a un comedor de madera, con el fuego dándome calor en la espalda y la lluvia llorando fuertemente por una ventana con vista a algún maravilloso volcán. Este plato, lleno de potencia, se mantiene muy bien en boca. No dejen de probarlo.

Dejamos las entradas para pasar a los fondos. Diferentes carnes de pradera de cocciones lentas y selladas al vacío para mostrar todo su potencial. También pescados. Nuevamente el guanaco pero esta vez en Lomo orgánico con milcao chilote, puntas de espárragos e infusión de hierbas al Carmenere, mostrándose simple al parecer de esta sibarita pero haciendo una excelente dupla con el milcao. Junto a este, un Pescado de roca con cebollines asados, hongos en aceite de merquén y salsa de murtilla blandito y explosivo gracias a su compañera la murtilla.

Y por aquí quiero detenerme. La Jibia grillada con piure en salsa verde acompañados de ensalada tibia de mote con habas y olivas verdes se llevó todo mi corazón. Fue uno de los grandes platos que pude probar, así que trate de no perdérselo. A la memoria viene inmediatamente el mar, aunque debo advertir que es un plato bien intenso, lo amas o lo odias. Adivinen qué me pasó a mi.

No puedo dejar de recomendarles el Cordero patagónico y el Conejo a la cerveza, por lo demás, acompañados de un buen vino de su variada carta de mostos que están prontos a renovar. Esta nueva carta busca, según palabras de su chef, rescatar y potenciar los productos nacionales, nuestra despensa. Con especial acento en lo sureño, claro está.

El lado dulce destaca bastante. Postres llenos de creación, belleza, colores, texturas y formas. Si buscan algo bien representativo esta nueva versión de Punto Ocho pueden irse por la Textura de calafate y berries con helado de maqui o por la Torta de chocolate con murtillas silvestres, zarzaparrilla y helado de hierbabuena. Yo, quiero rescatar el Alfajor de manjar y ruibarbo con helado de castaña que es dueño de una crocancia perfecta para cerrar la velada.

Sabores tradicionales de emplatados vanguardistas. Se agradece cuando un chef se atreve y nos entrega un poco de historia en cada bocado. Felicidades a Cristian Urrutia y a todo su equipo. Espero volver pronto.

¿Dónde? José Victorino Lastarria 299, Santiago.

 

LA GLORIA: EL INFALIBLE SABOR PERUANO ENTRE DOS PANES

Los sibaritas sabemos que la sanguchería La Gloria ya ha conquistado varios paladares. Su local de Manuel Montt, aunque pequeño, está siempre lleno de comensales que van en busca de su sabor peruano. A este local se suman el que tienen en Huérfanos, Nueva Las Condes y Bellavista. Este último, el cual me tocó visitar, inauguró el pasado mes de diciembre.

Comenzamos la experiencia con unos ricos y tradicionales Tequeños rellenos de Lomo Saltado y Ají de Gallina, crocantes y humectados con mayo Carretillera (Ají Amarillo y  Huacatay). Una entrada con mucho sabor y parte de los Piqueos de la pequeña, pero bien lograda carta de La Gloria y que hay solamente en este local.

Junto a ellos, me atreví con el Anticucho de Corazón de Res, que me pareció bastante novedoso. De sabor potente, blanditos, con un gustito que se mantenía en el paladar. Un quiebre total de sabor. Ambas entradas las acompañé con una refrescante Chicha Tu Mai, que es la clásica Chicha Morada pero con maracuyá. Me tomé dos y quería más. ¿Eso les dice algo?

Y para demostrar aún más su rica cocina, probé unos crujientes y dulces Camotes Fritos que además se veían bastante bonitos. Ya saben, aquí todo entra por la vista. (Ojo, ellos no están en la carta, solamente fue una generosa cortesía).

Y ya como plato fuerte, los sanguchitos. Y me fuí primero por la Chola Soy, que es única en el local de Bellavista. Me gusta la exclusividad al parecer. Un hamburguesa de corte Angus, acompañada de cebolla morada caramelizada, queso cheddar fundido y espuma de queso roquefort en un llamativo pan brioche cholo. ¿Por qué cholo? Porque es un pan teñido con mazorca morada. A mi me encantó. El brioche es un pan blandito que permite que todo se coma más fácil. Bien mezclados los sabores y de carne jugosa.

También quise probar el Peruvian Fish, parte de los nueve sánguches que tiene la carta.  Con una pesca fresca del día, Reineta en este caso, con una salsa criolla al cilantro y salsa tártara servido en pan ciabatta. Simple, pero funciona totalmente. Me dio la sensación de estar comiéndome un ceviche sentada en una caleta. Fresco, ácido, muy rico.

Es importante señalar que en La Gloria hacen sus propios panes y la atención es muy buena. El de Bellavista es el local más grande que tiene hasta ahora y están prontos a abrir en el Mall Arauco Maipú y en Parque Arauco. Seguro hay varios esperando esas aperturas con ansias.

¿Dónde? Constitución 30-70, Patio Bellavista. Providencia.

SANDWICH DE PESCADO FRITO: NO DEJES PROBAR “EL CAPITÁN” DE JUAN MAESTRO

El maestro se puso creativo, y tomó una de las materias primas más sabrosas de nuestro mar para armar una nueva tentación, se trata del sándwich “ El Capitán” .

Este es un sabroso sándwich de pescado frito, junto a la más fresca ensalada chilena, todo en el famoso pan recién horneado de Juan Maestro.

Este nuevo sándwich lo podrás encontrar en una conveniente promoción junto a papas fritas , bebida o jugo a un precio de $5.390.

Ven a probar lo nuevo de Juan Maestro a cualquiera de sus locales a lo largo del país. Descubre sus nuevas tentaciones en su fanpage /www.facebook.com/JuanMaestroChile/

LA PESCADERÍA DE WALKER INVITA A SORPRENDERSE CON DIVERTIDOS E INNOVADORES “FISH TACOS”

Durante el mes del mar, los amantes de pescados y mariscos buscan diversas alternativas para disfrutar con la familia y amigos en torno a la mejor gastronomía proveniente de nuestros recursos marinos.

Actualmente, nuestro país posee un consumo de 13,2 kilos al año de pescados y mariscos, cifra que va aumentando año a año, gracias a la variada oferta gastronómica de este tipo de alimentos a la que se puede acceder hoy en día.

pescaderia 3

Es por esto y con el fin de reunir a los amantes de los productos del mar y marcar la diferencia proponiendo alternativas que nos acerquen a otras culturas, es que la Pescadería de Walker inauguró su Fish and Bar, un lugar de encuentro estilo “happy hour” donde los comensales podrán vivir toda una experiencia degustando divertidos e innovadores “fish tacos”.

Esta entretenida alternativa posee una amplia variedad de seafood tacos, que vienen a revolucionar los paladares de los “fish lovers”, todos con ingredientes provenientes de la cocina de Baja California, en donde destacan el clásico guacamole, la mayo chipotle, con los imperdibles pulpos, camarones, pescado frito entre otras combinaciones.

Comida  preferida de los surfistas californianos, los «fish tacos»  ahora se pueden disfrutar en la relajada y acogedora terraza de La Pescadería de Walker, maridadas con las mejores cervezas y también micheladas.

pescaderia 2

Según Fernando Walker, dueño: “Quisimos crear una alternativa entretenida para sorprender a nuestros clientes una cocina diferente que fusiona una cultura milenaria con los mejores productos de nuestro mar. Una cocina simple, al paso, sin mucha complejidad, pero que invita a compartir de manera relajada como lo hacen en el suroeste de Estados Unidos donde ya es tendencia”.

Fish and Bar se puede visitar de miércoles a viernes de las 19.00 a 21.00 hrs, en el local 4-A de Borderío, ubicado en Monseñor Escrivá de Balaguer 6400, Vitacura. Más información en www.borderio.cl.