THE GLASS, LA COCINA CHILENA QUE NUNCA DEJA DE SORPRENDER

Ya resulta prácticamente imposible ir a visitar al chef Claudio Úbeda -quien hace años maneja la cocina del hotel Cumbres Vitacura– y no salir embobada con sus platos. Y si bien, ya tiene varios caballitos de batalla dentro de su propuesta, el sabor y las texturas jamás se han perdido.

Productos frescos y pesca sustentable son parte de la consigna de esta carta de verano, que se acompaña de destacados vinos de la casa; Rui Sparkling (espumante patagón), Cordilleramar, Pedro Jiménez del 2016 de Viña Choapa, Chardonnay 2017, Talinay de la viña Tabalí, entre otras virtuosas etiquetas.

Un extravagante Arrollado de Malaya con pebre de algas y papas nativas ($7.900) fue el puntapié inicial en esta aventura culinaria que siempre resulta tan bien. Yo la he tenido al menos cinco veces. Las papas chilotas cremosas y terrosas acompañan muy bien a la malaya, que se siente fresca y sabrosa.

Los Ravioles rellenos con prieta y manzana, en salsa de humita en olla ($12.000) son todo lo que deseamos saborear del verano y aún más. Esa añoranza que viene en esta época por sentir la bondad del choclo en cualquiera de sus preparaciones, la encontramos en este plato, que se complementa de manera genial con la personalidad de la prieta que tiene un toque algo acaramelado. Aplausos de pie.

Y aquí llega un plato que me dejó con ganas de más. Debe ser porque soy una fan del sur de Chile. Lo cierto es que el Salmón a la grilla, milcao chilote, vegetales ahumados y salsa de curanto ($14.300) es un delicia. Calientito, con un buen juego de sabores y aromas, un milcao crocante, cremoso y un salmón a punto, llegando a ser sedoso. Atento con la salsa de mantequilla como base, que ayuda a levantar cada ingrediente.

Por el lado de las carnes, fue el cordero el que salió a brillar. Cuadril de cordero, crema de pataska nortina y zanahorias glaseadas (14.500) es un plato digno de pasearse por las prestigiosas cocinas del mundo en representación nuestra. Una carne suave, que viene de la parte baja de las «pompis» del animal (descripción lúdica), pero muy presente en boca, con un puré blando de pataska que le da muchísima textura, zanahorias glaseadas en miel que, además de ser una ternura, entregan un dulzor justo y necesario y una tierra de longanizas para un guiño de acidez.

¿Eres un viudo de la navidad? Entonces no puedes perderte esta deconstrucción tan bien lograda de una Tarta tibia de pan de pascua y helado de mazapán ($4.200) Para saborear cada trocito.

¿Dónde? Av. Pdte. Kennedy Lateral 4422, Vitacura.

#PATIOMARINO: DÓNDE COMER RICOS PESCADOS Y MARISCOS EN PATIO BELLAVISTA

La Semana Santa ya pasó. Y es probablemente la época del año en que los chilenos más se acercan al consumo de pescados y mariscos. Una costumbre un poco extraña, ya que somos un país costero de punta a punta con manjares del mar increíbles. Por eso, este proyecto foodie llamado #PatioMarino apunta a darles una pequeña guía de tres fabulosos restaurantes dentro de Patio Bellavista en donde pueden disfrutar auténtica comida marina.

¡Anímense! Y no sólo en abril.

Barrica 94

No hay palabra que pueda describir mejor a Barrica 94 que placer. Aquí todo es un placer; la atención, el lugar, los vinos y, por supuesto, la comida. Comenzar una velada con mariscos frescos en sus conchas es una idea fantástica. Puedo recomendar entonces las Ostras ($4.100 las 5 unidades) que vienen de una piscina propia que mantiene el restaurante, acompañadas de una salsa verde. Siempre deliciosas. Las Machas Parmesanas ($6.200 x 6), por su parte, también son un clásico de lo que comemos cuando hablamos de mariscos y las de Barrica 94 son suaves y con una rica acidez que les da su salsa de queso.

Otro bocado que no deberían dejar pasar es el Montadito de Salmón Ahumado ($4.500) que irrumpe en nariz, claramente, con un pan esponjoso que se acompaña además de ricotta, palta y ciboulette. Aquí, el vino juega un rol fundamental y el recomendado por la sommelier Maca Larraín es un Amelia Chardonnay de 2017, un manjar premium del valle del Limarí.

Y si nos vamos a los fondos, mi recomendación sin dudas es el Atún Sellado ($9.900) con costra de hierbas y setas. Y si acompañamos este aún con la Polenta Marina ($3.500) es ¡wow! un juego de sabores en boca deliciosos, con un atún a la inglesa en su punto perfecto, rojito por dentro, amable por fuera, con personalidad de sabores. La polenta por su lado, cocinada con fondo de mariscos, entrega esa textura cremosa que siempre queremos sentir. Es un match de ensueños.

Punto aparte es el Pulpo Grillado a la Parrilla ($8.900) con salsa de hierbas y reducción de balsámico, con una cocción justa que hace que al mascarlo sea blandito, pero que mantenga su consistencia y forma. También se ha transformado en todo un clásico.

Fukai

Me encanta ese ambiente relajado y distendido que encuentras en Fukai, además de su techo lleno de paraguas de colores volteados que le da mucha onda. Aquí la especialidad es el sushi, pero su carta se nutre de otras preparaciones ricas y llenas de tesoros marinos. Por eso, puedo comenzar por contarles del -hermoso- Ceviche de Camarón en Leche de Coco ($8.790), un plato colorido con un sabor a coco que ayuda a suavizar el mango en cubitos que también trae, muy fresco, ácido y de un dulzor justo. Un gran comienzo.

Otro plato que sorprende, son los Tostones con Ceviche de Mariscos ($7.590). Aquí si que hay puro sabor a mar, mezclado con unas crocantes y a la vez blanditas tostadas de plátano verde frito. Juntos tienen un sabor fantástico, con rico limón. Pruébenlas y me cuentan su experiencia.

Y si vamos al punto fuerte de Fukai, el Spicy Tiger ($8.990) es un roll con un leve picor que queda en la lengua, rico, bien llenador y sin arroz. Trae camarón, salmón y palta cubierto con un tartare de salmón spicy. Por su parte, el Crunchi Fire ($8.990), conquista por si solo. La misma premisa, pero esta vez envuelto en nori cubierto por un tartare de atún, crocante de tempura y cebollín. Ambos son parte de la categoría House Rolls sin Arroz.

Puerto Bellavista

Este si fue un verdadero descubrimiento. Hace mucho tiempo que quería conocerlo y el tiempo me daría la razón. Es sentirse en el puerto ¡que lugar más bonito! Me enamoré de Puerto Bellavista, bueno, así como de tantos otros debo confesar.

Bien, para comenzar aquí se puede hacer de manera perfecta con el Gravlax de Salmón curado en sal de Cáhuil -que gran ingrediente- con aderezo de mostaza maracuyá, palta y coloridos brotes. Ya saben, pura frescura.

Y si va con varios comensales, no dude un segundo en pedir el Jardín de Mariscos ($29.900) apoteósico, lleno de colores y opciones, todas igualmente sabrosas y conquistadoras. Por ejemplo, los erizos, con personalidad única, los locos suaves y grandes, las pinzas de jaiba, los aros de calamar, las crocantes bolitas de merluza -fantásticas- y así. Dos pisos de puro amor al mar y sus bondades.

En Puerto Bellavista se puede literalmente bailar entre las olas con tantos platos grandiosos para probar -siempre respetando las vedas- Tenemos por ejemplo la Trucha del Sur ($11.900) rellena de centolla y kale, con chips de papas nativas y sal marina. Un gran lujo que se transformó en uno de mis platos favoritos de #PatioMarino.

Sigo con la Merluza Austral Al Ajo Negro Chilote ($11.900) costa de todo el país presente para deleitar nuestros paladares. Este plato además lleva mote cremoso de camarones y tomates confitados, una delicia si juntamos los sabores en cada bocado. Ojo, que el ajo chilote va delicadamente en forma de espuma. También tenemos la Reineta Parmesana ($12.900) que viene bien calientita en una paila de fierro acompañada con camarones, papas, tomates y cebolla. Jugosita, de carne dócil. No deje pasar el siempre necesario Caldillo de Congrio ($10.900)

¿Dónde? Patio Bellavista, Santiago.

 

 

 

 

 

 

¡LA PICANTERÍA LLEGÓ A SANTIAGO! PESCADOS CHILENOS, SABORES PERUANOS

A principios del mes de marzo arribó a nuestro país La Picantería -sí, el mismo que se encuentra en el distrito de Surquillo en la ciudad de Lima- de la mano del popular chef peruano Héctor Solís. Este comedor familiar se instaló con lo mejor de la cocina norteña peruana y pescados locales en CV Galería, un nuevo espacio en Alonso de Córdova que alberga arte, cultura y gastronomía.

Esta es la primera experiencia del chef fuera de su país y tras un año y medio de trabajo consiguió abrir el esperado local. ¿La premisa? Que el pescado se aproveche de ton a son, sin desperdiciar nada. La mayoría de la materia prima viene del norte de nuestro país y se exhiben recién llegados, frescos y radiantes en una vitrina que está justo al ingresar a La Picantería.

Aquí, el pescado se vende entero y se cobra por kilo y de él pueden salir hasta cuatro preparaciones diferentes dependiendo del tipo y del peso que este tenga. Por ejemplo; se puede elegir una Corvina a $36.000 por kilo y obtener un Cebiche Nipón, un plato Al Ajo o un Guiso Sudado. Tres preparaciones enjundiosas y perfectas para compartir por el precio de un solo pescado.

También hay platos ya preparados que en carta son los Iconos. Pasen a probar de todas maneras el Cebiche Caliente de Merluza Austral ($14.000) que es algo totalmente diferente a lo que estamos acostumbrados. Es un plato cocinado al vapor que provoca que el pescado quede suave, casi esponjoso en boca, totalmente apetecible. La merluza es bañada por una salsa a base de Leche de Tigre y ajíes que termina por levantar todos sus sabores.

La elección del día fue el Robalo ($40.000), de suave sabor y carne tierna, que lo prepararon en primer lugar en un Cebiche Picantero con el pescado cortado en dados grandecitos para saborearlo bien, ajíes y Leche de Tigre, potente, con carácter, acompañado de camote para entregar una cuota de dulzor.

Lo siguiente, fue la preparación estrella. Un Róbalo Al Ajo realmente imperdible. Con láminas de este condimento y mucha, pero mucha mantequilla. Una preparación cremosa, con un pescado que se presenta hermoso y entrega todo su sabor, emplatado de cabeza a cola -quizás un poco desconcertante para quienes no están acostumbrados- en el que se puede apreciar todo su potencial. Sellado y grillado, acompañado de papas. Delicioso.

Y con la cabeza, el espinazo y la cola se preparó un enjundioso Caldo que, con un poquito de picor, vino a entregar un sello perfecto a la velada. Un caldo para cucharear entusiasmado y probar en cada sorbo todo el sabor de la cocina de Héctor Solis.

Y para los dulceros, puedo recomendar Volador ($3.900) un tradicional y antiguo postre peruano. Una especie de alfajor de masas horneadas con azúcar flor y manjar blanco. Crocante, ideal para cualquier cierre culinario.

Sin duda La Picantería es una de las grandes aperturas de este 2019 que comienza. Con pesca fresca de las manos de pescadores artesanales de las costas del norte de nuestro país, específicamente de los sectores de Punta de Choros y Caleta de Hornos, este nuevo proyecto del chef Solís -que se suma a Fiesta y La (otra) Picantería, ambos en Perú- nos espera para sorprender con sus preparaciones diferentes y llenas de sabor en un local que en el diseño le hace guiños a una caleta.

¿Dónde? Alonso de Córdova 4355, Vitacura.

 

 

 

 

DESCUBRE UNA EXPERIENCIA INOLVIDABLE PARA TODOS LOS SENTIDOS

Un panorama ideal para cualquier ocasión es visitar Sun Monticello, que tiene un nuevo restaurante que promete ser un referente gastronómico del país. El lugar transporta a los visitantes a un espacio inigualable, lleno de sorpresas y glamour para todos los que buscan una experiencia de entretención única.

El restaurante “Carpentier” es más que sabores, es una experiencia distinta e innovadora que busca abarcar todos los sentidos. Según Chris Carpentier, es un lugar festivo, lúdico y dinámico, donde existen diferentes espacios para un público transversal, que disfruta de la sencilla, buena comida y de un ambiente relajado pero elegante a la vez.

Con un diseño que toma como referente el período art deco, donde cada elemento de diseño es protagonista de la puesta en escena del restaurante. Es una excelente oportunidad para vivir la mejor experiencia no sólo en el paladar, sino que a través de todos los sentidos.

La nueva propuesta gastronómica del Chef es el reflejo del trabajo completo de sus platos, desde la definición de la receta, el proceso de elaboración hasta el montaje de éstos con una cocina que, desde el diseño, logra este objetivo ya que los visitantes tienen la visión en 360 grados de ésta.

En el lugar se podrá volver a la esencia de la gastronomía, con productos conocidos y preparaciones clásicas. Carpentier invita a conocer su variada y sabrosa carta en la que destaca un tartar de res o pulpo a la parrilla sobre papas aplastadas, para comenzar. Como plato principal las opciones van desde pescados y carnes hasta pastas y no se puede dejar de lado la carta de postres.

¡Ven a descubrir todos los encantos del restaurante del destacado Chef chileno, con sabores únicos y buena música en un espacio moderno y lleno de vida por lo que es reconocido Sun Monticello!

BARRA CHALACA: SABORES Y COLORES DIRECTOS DEL CALLAO

Porque sí. Porque en el patio de comidas de un mall también se puede encontrar gastronomía de calidad. Y hace rato ya. Y esto es parte de lo que sucede al encontrarse con Barra Chalaca, la nueva apertura del reconocido chef peruano Gastón Acurio en nuestro país (que opera en Chile a través del grupo gastronómico Mil Sabores – La Mar, Tanta, Madam Tusan y su marca propia, La Sanguchera del Barrio, entre otros) y que se ubica justamente en el quinto nivel del Costanera Center.  Y llama altiro la atención por sus asientos coloridos y paredes llenas de identidad peruana.

Su carta, comandada por el chef chileno Tomás de la Paz, no es tan extensa, pero está llena de sazón, color y frescura. Esto, porque los pescados y mariscos son la especialidad. Y así me dieron la bienvenida con un Cebiche Combinado con pesca del día y chicharrón de calamar. Jugosito y coqueto como debe ser.

Y sin antes poder terminar de saborear el cebiche, llegaron a la mesa los populares Choritos a la Chalaca y con harta chalaca como se anuncian en la carta. Es de esos manjares sencillos pero que jamás fallan, para los amantes de los mariscos y los no tanto, ya que en paladar no son tan potentes como pueden llegar a ser otros de sus pares. ¡Recomendados!

Y ya pasando a los calientes pude probar uno de mis favoritos de la jornada. El Chaufa Tapado es un arroz chaufa muy sabroso, lleno de mariscos varios y tapado con una tortilla de langostinos. Un plato que viene en una bandeja de loza tan grande que fácilmente comen dos y hasta tres personas. Es una delicia criolla que ojalá puedan probar.

Y como si de una resaca monumental se tratara, llegó un maravilloso y humeante plato llamado Chupe Peruano Levantamuertos con huevito, papa amarilla y pescado frito. Y no por nada se llama así. Es potente y de mucho paladar, así que podrían comenzar a considerarlo como una alternativa B al popular Mercado Central cuando pasen una noche de aquellas. Prueben también, como yo pude probar, el Super Chicharrón que es pura enjundia en boca y que lleva chicharrón de Pejerrey, huevera y Calamar.

Atentos, que los platos son generosos y cariñosos tal como nuestros hermanos peruanos, así que vayan con la guatita pidiendo a gritos comida o bien vayan acompañados para disfrutar de todo lo que ofrece Barra Chalaca, una apertura sabrozona, alegre y donde lo van a atender como se merece. No olvide pedir su Chicha Helada o su Cura Todo Helado para maridar.

¿Dónde? Constanera Center, quinto nivel, local 5116, Providencia.

 

CAPITAL GRILLE: ESTRENANDO NUEVOS PLATOS BAJO AÑOS DE TRADICIÓN

Una década lleva Capital Grille en Vitacura ofreciendo a sus comensales una amplia carta de deliciosos y variados platos bajo el mando de la chef Loreto Torres y su marido, a cargo de la administración, Christian Gaedechens. Su especialidad: los platos grillados.

Pero más allá de la grilla, tiene un montón de opciones para cubrir las necesidades de todo los paladares. De sus nuevos clientes y de los que se han mantenido fieles en el tiempo. Pescados, mariscos, ensaladas, hamburguesas, tablas y carnes, por supuesto.

Un Ceviche de Salmón con Cubos de Palta nos dio la bienvenida al banquete. Y digo nos dio porque como ya saben por lo general voy a comer acompañada de alguna persona favorita o de otros colegas. No hay guatita que resista  tanto en una sola jornada para poder reseñarlo luego.

El ceviche bien alimonado pero sin llegar a ponernos chinitos. Fresco y suave, una entrada que es muy difícil que falle.

Entre otras entradas probamos unas ricas, pero bien ricas, Empanaditas de Queso fritas que vienen de siete unidades. Perfectas para comenzar y conversar previo a los platos principales.

Las ensaladas en Capital Grille también son una potencia. Todas están hechas con lechugas hidropónicas lo que finalmente se traduce en mejor sabor. Probamos la Ensalada Capital con un Mix Verde, Queso de Cabra, Camarones, Aceitunas, Tomates Cherry y Palta, aderezada con vinagreta a la francesa. Una delicia perfecta para estos días de verano. Las ensaladas ya vienen aliñadas y en la carta están agrupadas en dos ítems dependiendo de su precio.

Dentro de los pescados que pudimos saborear estuvo la Trucha con Alcaparras Salteadas y para mi, todo lo que tenga alcaparras, funciona. Y así fue. Un pescado suave y muy carnudito, sabroso, que entregaba personalidad al mezclarlo con las alcaparras. Un excelente opción de fondo.

Y esta nota no estaría completa si no hablara de carne. Y que mejor protagonista para hacerlo que unas maravillosas Entrañas Picadas al Grill con Merkén que vienen haciendo su anuncio desde la cocina con un sonido «ttsss tsssss».  No hay mucho que decir además que vienen en un buen punto de cocción y son tan sabrosas y jugosas. ¡Cuidado! No se vaya a quemar con la paila de fierro.

Y dentro de los dulces, vale definitivamente la pena probar el Cheesecake de Baileys y el Creme Bruleé, postres cremosos, lácteos y de rica temperatura. Como siempre son una gran opción para ponerle un sello a la velada.

Y que no se me olvide. Capital Grille tiene su propia agua y cerveza de la casa llamadas Chriss y Otto Chriss, respectivamente. ¡Vayan a probar!

¿Dónde? Avenida Vitacura 7542, Santiago.

 

EL DÍA DEL PADRE SE FESTEJA CON DELICIOSOS PRODUCTOS DEL MAR EN LA PESCADERÍA DE WALKER

Al igual que todos los años, el día del padre es la excusa perfecta de ellos para disfrutar buena gastronomía en compañía de la familia, por lo que La Pescadería de Walker ha pensado un menú ideal para complacerlos con la alta variedad de pescados y mariscos de nuestra costa, en un ambiente divertido, acogedor y relajado.

pescaderia 1

Para Picar

Cebiche de atún con salsa de mango

Empanadas de wagyú con cebolla caramelizada

 Entrada

(elegir una opción)

Carpaccio de filete con vinagreta de champiñones y alacaparras, queso parmesano.

 6 ostras al plato con aderezos y shot de leche de tigre.

 Plato de Fondo

(Elegir una opción)

Wagyú braseado al vino tinto en su salsa con puré de  papas rústicos y gavilla de espárragos.

Filete de vacuno blackened  acompañado de Risotto de la casa y crispí de vegetales

Merluza austral sobre Risotto al fungí porcini con salsa de camarones al hinojo, aromatizado en aceite de trufas.

Filete de salmón dorado ene especias creole acompañado de arroz con aceitunas y champiñones, toques de coleslaw.

pescaderia 3

 Para  Endulzar

(Elegir una opción)

Bombón de manjar con lúcuma en crema de castañas.

Tradicional acaramelado de manzana con helado de vainilla.

El valor por persona es de 25.800 por persona y el horario para el día del padre es de 13:00 a 17:00 horas. Además, para quienes deseen disfrutar de estos productos en casa, pueden pedir los platos para llevar. La Pescadería de Walker está ubicada en Borderío, Monseñor Escrivá de Balaguer 6400, Vitacura. Para reservas y pedidos escribir a reservas@lpdw.cl o llamar al +56224818803 con antelación. Más información en www.lpdw.cl