VIÑA LA ROSA OBTIENE MÁS ALTO PUNTAJE EN DEGUSTACIÓN INTERNACIONAL DE CARMÉNÈRE CHILENOS

La Rosa Carménère 2014 obtuvo la calificación de “sobresaliente” y 95 puntos, el más alto en competencia,  en el reciente concurso Chilean Carménère Tasting, organizado por la prestigiosa revista Decanter, en el que participaron 89 vinos nacionales.

Este Carménère, que rinde tributo a los orígenes y a la trayectoria de Viña La Rosa, fue premiado tras un riguroso proceso de evaluación por parte de un grupo de expertos,  entre ellos los Master of Wine Peter Richards,  Dirceu Viana Junior y Alistair Cooper.

Cooper lo definió como “un vino redondo, de gran volumen, voluptuoso, fresco, de taninos suaves y aterciopelados, con una nota de hierro terroso y un final largo de acidez crocante”. En tanto, Richards comentó que “es una uva difícil de producir, pero los enólogos de Chile están en el mejor lugar del mundo para hacerlo”

Proceso y suelos excepcionales

La Rosa Carménère 2014 es el resultado de un trabajo de selección de los mejores suelos para esta cepa, en conjunto con el experto Pedro Parra y un minucioso proceso de elaboración a cargo del el equipo vitícola-enológico de la viña, liderado por Eugenio Maffei y Gonzalo Cárcamo respectivamente.

Con 95% de Carménère y 5% de Cabernet Franc, es un vino que resalta el carácter de Peumo, con un color rojo rubí profundo, notas de arándanos, grosella negra, trufas, especias y toques de violeta, mientras que en paladar se muestra con buena profundidad, con frutos rojos y negros, de taninos firmes y jugosos con una nota mineral y final largo y placentero.

Las uvas son cosechadas a mano, racimo a racimo, y son transportadas cuidadosamente a sus bodegas para su vinificación, en un proceso lo más natural posible, respetando en todo momento el origen de la uva.

Viña La Rosa (https://larosa.cl)  es una de las viñas más antiguas de Chile, desde que en 1824 se asentara en Peumo, Valle de Cachapoal, y utiliza sólo uva de sus campos propios para la producción de este excepcional Carménère. Sus suelos más idóneos para esta variedad se caracterizan por ser coluviales profundos, con una presencia de arcilla y limo y una roca fragmentada que aporta cuarzo y porosidad al suelo.

Chile es reconocido como uno de los mejores países del mundo para el cultivo de Carménère y en Peumo se encuentran las condiciones naturales para su máxima expresión, por lo que no sorprende que haya sido galardonado por esta prestigiosa competencia como un sitio excepcional para su cultivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *