PASA EL FRIO DEL INVIERNO CON LOS TELEPIZZA DAYS

Telepizza, compañía con presencia en Chile hace 25 años, anunció la llegada de los “Telepizza Days”, que permitirán disfrutar de una deliciosa promoción pensada para compartir con la familia y los amigos en estos fríos días de invierno.

Porque sabemos que cuando nos reunimos en torno a una Telepizza, pasan cosas maravillosas, desde el martes 26 y hasta el jueves 28 de junio en todos los locales se ofrecerá una Telepizza Familiar de un ingrediente (jamón, tocino, pepperoni, carne o tomate) a sólo $3.990.

Nuevamente la marca destaca por su capacidad innovadora en diversas áreas tales como desarrollo de productos, canales de venta y promociones. Por eso “Telepizza Days” llega para sorprender a los chilenos con su inigualable estilo y sabor.

SCHOPDOG PRESENTA GROWLER: UNA NUEVA FORMA DE DISFRUTAR LA CERVEZA FRESCA.

Con un soporte único, innovador y lleno de historia, SCHOPDOG, una de las cadenas de comida más grande del país y la de mayor venta de cerveza en todo Chile  lanza una nueva forma de beber una refrescante cerveza: “Growler”. Un formato lleno de tradición, que tiene su origen a fines del Siglo XIX  y que en un principio era una especie de recipiente galvanizado para transportar cerveza, hasta evolucionar al que pronto conoceremos y que SCHOPDOG lanza este 10 de enero.

El Growler, es un botellón de vidrio color ámbar que puede ser rellenado cuantas veces quieras. Es muy utilizado en bares de Europa y Estados Unidos sobre todo en la venta de cerveza artesanal. Su color y material, están hechos especialmente para preservar la calidad de la cerveza. Este nuevo formato se suma a los ya reconocidos Pitchers y Rocket, soportes lanzados hace décadas por la cadena que dan cuenta de la constante búsqueda de SCHOPDOG por innovar y transformarse en especialistas en cerveza.

El Growler de SCHOPDOG se podrá encontrar en dos versiones: 1 litro y 1.9 litros, por lo que se transformará en una atractiva opción  para disfrutar una refrescante cerveza solo o con amigos y complementarlo con alguno de los acompañamientos de  la amplia carta gastronómica de SCHOPDOG, donde se pueden encontrar desde un exquisito “picoteo”, hasta deliciosas y enormes chorrillanas para 3 personas.

“En nuestros treinta años en el mercado, constantemente estamos explorando e innovando en nuevas formas, marcas y soportes para compartir una refrescante cerveza, siempre pensando en nuestros clientes. Es así como partimos con el tan reconocido “Pitcher”, luego lanzamos el llamativo y  enorme “Rocket” y hoy, como una forma de volver a reunir a grupos de amigos en torno a la mesa de SCHOPDOG, es que traemos el “Growler”, comentó Jorge Greene, Gerente Comercial SCHOPDOG.

Fundado en 1987, SCHOPDOG es una de las cadenas de restaurantes más importante del país, con 35 locales a lo largo de todo Chile, desde Arica a Puerto Montt. En sus 30 años en el rubro gastronómico, SCHOPDOG ha renovado constantemente su carta de comida y ha presentado nuevas formas de consumir cerveza, todo en un ambiente con una especial decoración retro,  para hacer que cada visita a sus locales se transforme en una experiencia única, que sorprende.

BAO BAR: ATRACTIVOS, NOVEDOSOS Y ESPONJOSOS

Mi aventura culinaria de esta semana me sorprendió gratamente. Hace rato los quería ir a conocer, así que apenas se me dio la oportunidad me dije «no se diga más». Hablo de Bao Bar, un bar ubicado en Manuel Montt frente a la universidad de Las Américas (mi antigua casa de estudios) y que se especializa en baos, tapas y gin.

Esta especie de snack (baos) provenientes de las calles de Taiwán y muy populares en Europa, constan de una suave y esponjosa masa rellena de diversos ingredientes. Podría definirlo algo así como entre un taco y una arepa pero con una textura única. Realmente llamó mi atención lo suave y esponjoso que se siente en boca.

Pero antes de hablar de los baos les hablaré de las tapas que pude probar. Dos para ser exacta. Junto a mi comensal disfrutamos de un Hummus y Tapenade (plato veggie) y de un Cerdo Tonkatsu. El Hummus y Tapenade estaba rico, suave y perfectamente combinado con el Tapenade, que le da personalidad al plato. Quizás lo pondría un poco más aliñado, pero estaba tan rico que los pancitos que lo acompañaban se nos hicieron pocos.

Por otra parte, el Cerdo Tonkatsu, apanado en panko y especias, servido con chimichurri de cítricos, estuvo bastante bien. El chimichurri tiene un picor rico, que no llega a molestar. Ambas tapas funcionan perfecto para compartir.

Y ahora sí ¡los baos! Son hechos con harina de trigo muy refinada traída directamente desde Taiwán y que hace que logren esa textura tan exquisita de la que les hablé más arriba.  En esta oportunidad pudimos probar dos de ellos: Bao Veggie, con rosti de patatas y curryslaw y el Bao de Cordero, marinado con botánicos, una ligera salsa de queso azul y almendras. Si bien podríamos pensar que la mezcla de cordero y queso azul podría ser un poco potente, la verdad es que combinan bastante bien y logran un sabor suave, pero distinguido.

Los baos, que se cocinan al vapor, no son tan grandes de tamaño, por lo que si los pretenden almorzar o cenar, tendrán que pedir por lo menos un par. Ahora bien, los amigos de Bao Bar son los mismos dueños de Ruca Bar, por lo que la propuesta principal es compartir con los amigos en compañía de un buen gin, que es otra de sus especialidades.

 

 

TODOS LOS JUEVES DE 18:00 A 21:00 HRS. LOS GIN ESTÁN CON 50% DE DESCUENTO 

 

 

Durante mi velada pude disfrutar del gin boliviano «La República» acompañado de una la bebida tónica Thomas Henry, con manzana, albahaca y limón. No hay mucho que describir aquí. El gin es uno de mis tragos favoritos por su frescura, sabor y aroma. También pudimos probar parte de la coctelería especializada de Bao Bar; un Southside Fizz con gin, por supuesto, limón de pica, menta, goma casera, jengibre fresco, tónica y hielo frappé. Ojo, hay otras excelente alternativas de coctelería con gin que no pueden dejar de probar, ya que todos los jueves los gin están con 50% de descuento de 18:00 a 21:00 hrs. ¡Yupi!

Bao Bar es un lugar con harta onda, muy espacioso y con una propuesta entretenida. Los baos me dejaron fascinada y más aún si los maridas con gin. ¡Ya volveré!

¿Dónde? Manuel Montt 925, Providencia.