PAD THAI: DIEZ AÑOS DE AMOR A LAS PREPARACIONES TAILANDESAS

Entrar al restaurante Pad Thai, en Providencia, es siempre un bálsamo para el alma y el apetito. Hace casi exactamente un año atrás fue mi última visita a este templo lleno de verde, luz y sabores, a cargo del chef Sebastián Valdivia y tenía ansias de saber si la experiencia volvería a ser la misma. Esta vez, me convocó la celebración de su décimo aniversario.

Y como en toda buena celebración de aniversario tenían que tener algo para regalonear a sus comensales; platos nuevos en carta ¡qué mejor! Y dentro de las entradas podemos encontrar dos nuevas y ricas opciones que se dan perfectamente para compartir. El Ceviche Phuket se presenta con pequeños trozos de atún, palta, mango, cebolla morada, jengibre, lemon grass y dressing de limón y oliva. ¿Se lo imaginan lleno de color? Es, exactamente, un plato muy colorido, fresco y con rica acidez, quizás un poco carente de sazón, pero perfecto para disfrutar en un día de verano.

Las alitas de pollo asadas también son una novedad en la carta de Pad Thai y son deliciosas. Hay dos formas de pedirlas; Pik – Ki Y And Tamarindo BBQ con un exquisito ahumado dulce y las Sriracha Miel con un picor suave pero prolongado en boca. Son realmente una excelente opción de entrante para compartir y pueden acompañarlas majestuosamente con una Limonada de Coco, también debutante en carta, suave y refrescante con limón, crema de coco y zumo de naranja.

El año pasado tuve la fortuna de probar el muslo de pato confitado antes de que se estrenara en carta. Y lo encontré tan delicioso que no dude en recomendárselo a mi mejor comensal. El Ped Panang es en definitiva un muslo de pato confitado con especias tailandesas, acompañado de papa nativa, cebolla asada, láminas de mango, castañas de cajú y una suave salsa de curry panang y coco. Suena a mucho ¿verdad? pero en el paladar se complementan todos los ingredientes y forman un plato de primera, de muchos descubrimientos de sabor, suave y crocante, con un pato blandito y generoso en contextura.

Lamentablemente no habían muchos platos disponibles cuando fui, así que de los fondos no pude probar nada nuevo. Me fui por el clásico Risotto Pad Thai, esta vez de camarón, que no lo había probado. Como parte de los platos de autor lleva un cremoso risotto con receta exclusiva, leche de coco, champiñones, semillas de cilantro y curry rojo/amarillo. Con camarones, por supuesto. Pero debo darle mucho crédito porque es un plato abundante, con un picante rico y que no puedes dejar de cucharear. Me dejó feliz.

No me queda más que decir que Pad Thai no me ha fallado nunca. Que para los amantes de la comida tailandesa es un imperdible y que espero que sigan cumpliendo muchos años más ¡Felices diez años! #PadThai10Años 

¿Dónde? Manuel Montt 231, Providencia.