MISTER FISH SIGUE CONQUISTANDO A SUS COMENSALES CON UN NUEVO LOCAL EN PROVIDENCIA

Hace solo tres meses que Mister Fish sumó un tercer local a sus ya conocidos en Ñuñoa y La Reina (sí, el de Carlos Antúnez cerró), para seguir dándole a sus comensales lo que ellos buscan en cada visita; pescados y mariscos frescos, en distintas preparaciones, con su batido insuperable y posicionando al Fish & Chips como una tendencia cuando se trata de comida sencilla y sabrosa. No por nada, es la única comida de origen inglés que ha traspasado fronteras.

Este nuevo local ubicado en la calle General Flores, en Providencia, propone acompañar el Fish & Chips con coctelería, contrario a lo que hacemos usualmente que es maridarlo con cerveza. Por ello, tiene una carta de coctelería convencional amplia, en donde algunos de los tragos los puedes pedir sin alcohol. Su St Germain Sprits ($5.500) se ha vuelto bastante popular entre los clientes, por su frescura y efervencencia. El Mojito ($5.200) no se queda atrás.

Camilo Godoy, su dueño, se decidió a abrir Mister Fish cuando se dio cuenta que el pescado era de uso limitado en nuestro país, buscando quien lo vendiera de calidad, sin pretensiones y a precios accesibles. Así, inició su marca el año 2015 trayendo productos frescos desde la Tercera Región hasta Aysén.

Y como el ambiente se da para compartir, pedir la Tabla Fish & Chips L ($16.200) resulta ser una gran idea. Se presenta llena de colores, crocancias y diferentes preparaciones como los dedos de Merluza Austral, Trucha y Reineta fritos, aros de cebolla y papas fritas para disfrutar con salsas que acompañan muy bien, como la alioli albahaca o la salsa ácida (esta tabla viene con tres salsas a elección) Un maravilloso mix de sabor.

Los Camarones Crocantes ($8.900) también para compartir, son otro bocadito imperdible. Recuerde acompañar con coctelería y se complementan muy bien con la salsa alioli, ya que quedan suaves y consistentes en boca.  Por su parte el Ceviche Mixto ($10.600) que también se puede compartir, pero que a estas alturas es mejor que se lo coma solo, trae Reineta y Salmón bien aliñados en una leche de tigre 100% vegetal. ¿Cuchareable? ¡Absolutamente!

Uno de los encantos de la cocina de Mister Fish, es el secreto que tienen en su batido y en sus frituras. Por supuesto, no podemos dar la receta, pero sí decir que la calidad del aceite es muy importante a la hora de freir, así como también la cantidad de veces que se fríe y el tipo de freidora que se utiliza. Eso, se nota en sus preparaciones que casi no botan aceite en el papel de su presentación. ¡Punto para ellos!

Y ese batido secreto es el que logra el maravilloso crunchi del Sándwich de Merluza Austral Frita ($8.600) que se siente a la vez cremoso en su interior, fresco, con una marraqueta deliciosa que mantiene todo el tiempo su corteza crocante. Una delicia clásica de nuestras costas chilenas que no debe dejar de probar aquí.

¿Dónde? General Flores 39, Providencia.

TERRAZA MÁNCORA: TODAVÍA QUEDA VERANO Y RICA COMIDA PERUANA

Si eres de aquellos que no tomaron vacaciones, ya sea por tiempo, por temer al virus, o por cualquier otro motivo, existe un lugar en Santiago que te teletransportará a una de las playas más lindas del vecino país Perú. Hablo de Terraza Máncora, un bar de playa -como ellos mismos se denominan- ubicado en Vitacura, que recibe a sus acalorados y hambrientos comensales con una carta de comida peruana sencilla, pero con detalles que no dejan de soprender.

Al llegar a la avenida Padre Hurtado Norte notarás inmediatamente sus característicos quitasoles de paja, muy típicos de las playas del norte de Perú. Tuve la fortuna de ir justo este pasado 04 de febrero, cuando el proyecto de los socios Joaquín Guzmán, dueño de Bar Italia, Gassi Sukni y David Laoun, cumplió justo su primer año de vida. Un apuesta absolutamente arriesgada si pensamos en la fecha de apertura, pero que se ha mantenido firme al dia de hoy.

Su propuesta es compartir con los amigos en sus mesas altas y distendidas, a través de una impecable cocina que saca a relucir lo mejor de la comida peruana y su efervesente coctelería, que además incluye los ahora tan populares mocktails (tragos sin alcohol) como el Mojito y la Piña Colada.

Su carta es amplia, llena de alternativas si vas a almorzar, a un sunset o a comer en la noche.  Aquí, se destaca la Pizza de Lomo Saltado ($13.900) que se corona con queso mozzarella, filete de vacuno salteado con salsa de soya, salsa de ostión, cebolla, tomate, cebollín y cilantro. Una masa a la piedra con una carne blantida y un sazón que despierta cualquier apetito. Por otro lado, el Copón de Leche de Tigre ($15.600) con pescado, camarones, ostiones, choclo, cebolla morada, cilantro, rocoto, canchita y camote entrega la frescura y la crocancia que cualquier paladar agradece.

Si seguimos descubriendo su carta, tenemos la Trilogía de Causas ($9.900) causa de betarraga con pollo a la huancaína, causa tradicional con camarón frito en panko y salsa de maracuyá y causa frita en panko con pulpo al olivo, coloridas, llenas de colores y texturas para disfrutar. Y el clásico Tiradito de Salmón ($10.900) con finos cortes de salmón, salsa de mango acevichada, ciboulette, semillas de sésamo, palta y canchita es tan fresco como se espera, con una carne del salmón que se siente apretada y jugosa, que termina de complementarse con toques de naranja.

 

Y si buscas platos de fondo, en Terraza Máncora te ofrecen 10 de ellos, que se dividen en clásicos con carne, pescado y pastas. De aqui, pude probar el Congrio Saltado con tallarines a la huancaína ($11.900) un pescado preparado con cebolla morada, tomate, cebollín y cilantro sobre tallarines a la huancaína, un plato cremoso, lleno de aromas y experiencias.

Y siendo fan de las pastas, me aventuré con los Canelones rellenos con ají de gallina ($9.900) un plato con tres canelones con pino de pollo, bañados con crema de ají de gallina, queso parmesano, salsa de olivo, nueces y perejil, una propuesta generosa y cálida, con un toque justo de picor.

Terraza Máncora mantuvo el nombre de sus restaurantes antecesores: Sol de Máncora y Aires de Máncora, que cerraron, dando el espacio que necesitaban estos tres socios para tener un lugar libre, de exterior. «Hay una misma columna vertebral en la carta y se ha ido adaptando a lo que la gente quiere, como los platos veganos», comenta Joaquín Guzmán, uno de los fundadores.

¡Ojo! Son petfriendly

¿Dónde? Av.Padre Hurtado Norte 1460, Vitacura.

SMIRNOFF LANZA SU NUEVO APERITIVO EN CHILE

  • El vodka número uno del mundo presenta Smirnoff Bitter Citric, su nuevo aperitivo con sabor Grapefruit & Lime

Smirnoff, el vodka número uno del mundo, expande su línea entrando al mundo de los aperitivos con Smirnoff Bitter Citric, trascendiendo el histórico espíritu nocturno de la marca para brindarle una nueva energía, más ligera y relajada.

Smirnoff Bitter Citric es la línea de aperitivos de la marca que desafía la categoría combinando la calidad de Smirnoff con un sabor fresco y frutal en su variante Grapefruit & Lime. Con una fusión de pomelo rosado y limón, Smirnoff Bitter Citric se presenta como el mix perfecto de sabores ideal para disfrutar acompañando comidas, al atardecer luego de un día de trabajo o compartiendo momentos con amigos.

El trago sugerido se prepara de manera fácil y solamente requiere tomar una copa de boca ancha que cargue mucho hielo, agregar 30% Smirnoff Bitter Citric, 70% agua tónica y como toque final, una rodaja de limón.

“El lanzamiento de Smirnoff Bitter Citric marca un quiebre en la historia de la marca ya que es nuestro primer aperitivo. Con esta innovación buscamos traspasar los límites de la categoría de vodka y darle un toque Smirnoff al mundo de los aperitivos con una nueva variante de sabor para aquellos que buscan bebidas con sabores refrescantes, de calidad, fáciles de tomar y con menor contenido de alcohol,” comentó Guadalupe Fernández Burgoa, Gerente de Marketing de Diageo.

“Smirnoff Bitter Citric responde a las tendencias globales donde los consumidores se reúnen más temprano, buscan bebidas más balanceadas y experiencias de sabores.” La línea de aperitivos se presenta en botellas de 700ml con un 25% de graduación alcohólica a
un precio de venta sugerido de $8,990. Un trago preparado a base de 45ml de Smirnoff Bitter Citric y 120ml de agua tónica contiene 7% vol/alc.

BARBAZUL EL MAÑÍO, DISFRUTANDO LA TERRAZA ESTE VERANO

¡Llegó en gloria y majestad la temporada de terrazas! Esos momentos donde disfrutamos el aire libre, los atardeceres, el viento tibio y suave desordenando nuestro pelo disfrutamos de comida fresca y efervescente coctelería. Temporada perfecta para compartir con los amigos y la familia.

Barbazul, el clásico bar con tres décadas de historia y más de 10 locales en Santiago, acaba de abrir su nueva sucursal en El Mañío, Vitacura, para seguir ofreciendo a sus comensales excelentes momentos en torno a una buena coctelería de autor y una carta que acompaña con sándwiches, hamburguesas, tablas y una infinidad de papitas en diferentes formatos, entre otras cosas.

Dentro de la coctelería de autor, pude probar el 7 Mares ($6.500) un trago fresquito, fresquito, con vodka Stolichnaya, triple sec, jugo de maracuyá y naranja, una combinación que juega muy bien, llena de color. El Sour Ramazzotti ($6.100), por su parte, absolutamente contrastante, mezclando la receta tradicional de este coctel, pero con Ramazzotti Rossato y amargo de angostura. Sutil y delicado, pero al ser sour, muestra una acidez que le da fuerza.

Dentro de los Piqueos, hay dos clásicos que a ningún paladar le fallan: el Ceviche ($9.600) con salmón y camarón macerado en cilantro, aceite de oliva, cebolla y limón, una versión bien clásica y jugosa con un pescado que se muestra, quizás demasiado, pero que no deja de ser refrescante en boca. A este plato, se suma el Crudo Barbazul ($9.600) armado con tártaro de vacuno acompañado de cebolla, pepinillos, ají verde, cilantro, jugo de limón y mayonesa. A criterio de esta humilde redactora, quizás se asemeja más a un tartar que a un crudo y debería contemplar el ritual de ser aliñado en la mesa.  Ambos platos se acompañan de tostadas.

Siguiendo con los tragos de autor, hay algo en particular que debo mencionar; algunos de ellos están en el formato «Infarto» que se traduce en nada menos que en un vaso enorme, de quizás medio litro -o más- solo apto para barriles sin fondo. Y como por aquí somos barril sin fondo, me aventuré en ese formato con un Capitán Green ($8.200 precio infarto) una interesante combinación de pisco Mistral de 35° con cerveza, toques de limón, pepino macerado y el caballito de batalla de la temporada, jugo de maracuyá. Para ser honesta no pude con todo el vaso, pero es un trago perfecto para el verano, refrescante y un poco dulzón. Finalmente, el Barba Roja ($7.100) lleva gin Hendrick´s, jugo de frambuesa, pomelo y St Germain, mostrando disntintos sabores en boca.

¿Nos vamos a las burgers? Pues como es de esperarse, todas vienen con papitas -inserte aquí el emoji de felicidad abosluta-. Comencé con la Barbasaurio ($8.500) una hamburguesa casera con salsa de queso cheddar, cebolla caramelizada, salsa bbq y crispy de tocino, una combinación que siempre, pero siempre, saldrá ganadora si se prepara correctamente. Y en Barbazul lo saben hacer. Y para quienes prefieren otro tipo de sándwich, la Barbamechada ($8.500) se presenta a la italiana, con tomate, palta y mayonesa, con un queso fundido que le otorga mayor textura. Bastante rica.

¿Dónde? Avenida Vitacura 3891, Vitacura.

ENTRETURNO BISTRÓ: LA BUENA GASTRONOMÍA EN TORNO A LOS JUEGOS DE MESA

¿Qué te parece la idea de disfrutar de una rica comida mientras te diviertes con un juego de mesa? Volver a juntarnos en familia, con esas risas y conversaciones de antaño, con ese recuerdo de tardes de invierno o verano reunidos en torno a un tablero, a los dados. ¡Mueve tú, ahora te toca a ti! Eso y más ofrece Entreturno Bistró, en Providencia. O al menos esa fue la idea incial que buscan retomar ya que, con la pandemia, bueno, todos nos conocemos esa historia.

¿Cómo nace esta idea? Están sus tres socios, Esteban Jackson, que además es chef, Rodrigo Millán y  Juan Pablo Soto. Este último es el «jugón»,  que la RAE define como una persona que tiene especial habilidad y es muy diestra en el juego.

Y mientras los juegos de mesa poco a poco retoman su lugar, les cuento que este bistró abrió en diciembre del 2019 y sobrevivieron estallidos y pandemias, gracias a que lograron conquistar a sus clientes con una carta que, al día de hoy, definen como versátil y llena de colores, con un giro único a sus platos para hacerlos más llamativos. Su cotelería, liderada por César Morales y Sofia Osorio, también destaca, acompañando muy bien cada preparación.

Comenzamos con un Tataki de Atún ($10.900) fresco y vibrante, que lleva filetes de atún a la plancha con papaya, algas y masago. Ojo, que tiene unos toques de wasabi que le dan mucha personalidad y se contrasta sabrosamente con la papaya.

Los chicos de Entreturno Bistró tienen en su oferta opciones con carne, vegetarianas y veganas como el jugoso Carpaccio Vegano Mix ($8.200) un combinado de setas -portobello, paris y ostra- con pepino, vegetales encurtidos, quínoa frita y algas con base de salsa de ají amarillo. ¿Se le hizo agua la boca? Porque a mi sí.

Su chef, Anthony Lorefice, confiesa que esta es «una carta muy veraniega, con productos frescos y fríos, con montajes que provocan que los comensales interactúen con sus platos».

Por el lado de la coctelería no se quedan atrás y tienen alternativas con alcohol, sin alcohol y bajo en alcohol, para aquellos que se quieren portar bien, pero no tanto. Dentro de la coctelería sin alcohol pude probar Oro Inca ($4.200) un elixir de miel y limón con un top de agua tónica, fresco y muy dulce. De esos que fácilmente te tomas al seco. Ahora, si buscan algo con alcohol, el Santa Suprema ($4.900), que debe su nombre a una anécdota que puede preguntar directamente allá,  lleva leche de coco, vodka, jugo de piña y maracuyá. Es como estar con las patitas en la arena y, a pesar de tener leche de coco, no se siente nada pesado.

Y si nos vamos a los fondos les puedo contar que, entre las opciones con carne, está la Braseada al Horno ($11.900) una plateada cocinada lentamente, acompañada de pastelera de choclo y unas cebollitas perla que juegan muy a favor de la pastelera y le provocan ese toque de acidez que tanto necesitamos a veces.

¿Algo vegano? Claro que sí. Dentro los Sánguches de Autor se encuentra el Tofish ($8.500) un sangurucho de tofu envuelto en alga nori tempurizado con vegetales teriyaki y hummus que, para esta humilde sibarita que no es amante del tofu, funciona muy bien. Es interesante al paladar y logra emular la sensación de comer un pescado intenso como el congrio. Se acompaña de papitas muy bien resueltas.

«Los juegos de mesa son inclusivos, igual que nuestra carta. Resistimos la peor parte y de aquí en adelante se vienen solo cosas buenas», me comenta Juan Pablo el «jugón», quien asegura que los juegos de mesa lo ayudaron mucho a comunicarse con su familia y que han sido su terapia. Lugares como Entreturno Bistró no hay que dejar de visitar.

¿Dónde? Los Leones 179, Providencia.

 

 

SWEET & SOUR: DESCUADRADO Y ATREVIDO

En mis recorridos por las distintas cocinas de Luis Aurelio Garay, siempre sé dónde voy a ir a parar. O más bien lo sabe mi paladar. A vivir experiencias diferentes. Lo supe inmediatamente cuando me llegó tan maravillosa invitación para ir a conocer Sweet & Sour en Alonso de Cordova 4060, calle que se ha atrevido a cerrar tiendas y abrir puertas de restaurantes.  ¿Sus dueños? Rodrigo Otaiza y Matías Supán.

Con la idea de acercar el restaurante a la barra, de modo que ambos sean un complemento y no componentes que sobreviven por separado -o peor aún, que uno opaque al otro- abrió esta propuesta hace solo algunas semanas, con servicio activo durante las tardes en una terraza muy sencilla, que esconde tremendas sorpresas.

La comida, a veces, viene servida en piedras de cantera, granito ala de mosca o piedras aluviales de río, un sello muy distintivo del chef Garay, quien echa a correr todo su talento y técnica en la cocina de Sweet & Sour de la mano de su proyecto personal de rescate, propuestas y asesorías gastronómicas, Torko. Así, se abre todo con los Locos Sour ($10.900), sobre cremoso de quinua negra, crème brûlée de palta, espuma de pisco sour y salicornioas -una especie de suculenta o plantita carnosa-. Plato lleno de emociones en boca, espumoso como una nube, ácido, con textura por el loco, una entrada totalmente ganadora. Le sumamos un par de cocteles como el Spritz Bianco ($6.900) con vodka, licor de flores de sauco, jugo fresco de manzana verde, albahaca y espumante brut. O el RoseMary ($6.900) con Sky vodka, jugo de pomelo y romero. Tan simple, tan rico.

La barra la encabeza Maxi Leal, bartender, e instructor en Mundo Bar, que derrocha talento. Coctelería pensada en hacer un equilibrado maridaje con la carta. Es como decir «todos para uno y uno para todos». En sus cocteles hay trabajos de tiempos, temperaturas y macerados que logran un nivel muy elevado, para competir con cualquier otra oferta del lugar. Pida que le propongan un maridaje, aquí son expertos en la materia.

¿Qué lindas las fotos, verdad? La experiencia será igual de linda cuando vayas a Sweet & Sour. Todo es tan descuadrado y atrevido, pero con gran técnica, tanto en barra como en cocina. El festín de la tarde/noche siguió con un Tártaro de Jibia y Ulte ($8.900) que resulta ser todo un espectáculo que se desarrolla bajo una nube de nitrógeno que saca a flote el caldo láctico, la manzana verde, el cilantro y la esencia de St. Germain. Como parte también de las entradas, probé el Tártaro de Ciervo ($10.900) con encurtidos y yema curada, con emulsión de higos, muy rico, de carne elástica y sabores agridulces. Cierro esta tanda de comida con la Tarta ($6.900) una tartaleta agridulce de carne de jabalí, ciruelas y texturas de betarraga. Una delicia solo para paladares atrevidos.

Aquí metemos coctelería otra vez. Un Bahama Mama ($6.900) con mix de rones infusionados con banana, jugo de piña y naranja extraidos en el momento y crema de coco. Definitivamente uno de mis favoritos, con cuerpo, aroma y lleno de frescor. Le sugiero preguntar por el Red Snaper ($6.900) con Gin Hendrix, jugo de tomate y pepino fresco estilo gaspacho -no tan pesado- frambuesas, gotas de tabasco y condimentos de Bloody Mary, picoso y refrescante.

El Filete de Jurel ($11.900) con puré de brócoli, paté ahumado de berenjenas, rábano silvestre encurtido y salsa de chancaca/cochayuyo busca reivindicar la figura de este pez tan nuestro que abunda en las costas del Pacífico. Es como vestirlo pituco para que, medio disfrazado, sepamos apreciar la sabrosura y riquesa que tiene. En este plato balanceado, se logra. Te conquista también con su característico aroma.

Cuando probé las Paletas de Queso de Cabra ($6.900) literalmente bailé. Un lácteo maridado por siete dias en salsa de miel y ajo, acompañado de quínoa inflada que llega a la mesa prendido y ahumado, logrando un toque único.

Si no fuera por el bendito toque de queda, nos quedamos hasta el amanecer. Pero la velada debía terminar. Y el cierre, estuvo por completo en el nivel de toda la carta que pude probar. Aquí nuevamente Maxi Leal llega con coctelería de sabores simples y bien logrados a través del Apple Fashioned ($6.900) un whisky Glenfiddish de 12 años, manzanza verde, jerez y frutos secos, infusionados mágicamente en Sous Vide -al vacío- durante 4 horas a 45°.  Para balancear el paladar, lo acompañé de Floral ($5.500) una hermosa y exquisita creación de mousse frío de polen, mermelada de zanahoria, merengue tostado y bizcocho de miel multiflora embebido en ron.  Un paseo por un bosque nativo maravilloso, repelto de dulzores y viscosidades. Un sello de oro. ¡Aplausos de pie!

¿Dónde? Alonso de Cordova 4060, Vitacura.

¡ATREVIDA! ASÍ ES LA NUEVA APUESTA DE GALPÓN ITALIA EN SU REAPERTURA

Marzo 2020. Última salida a reseñar, ignorando los meses de encierro y paralización (casi) total del rubro de la gastronomía. Noviembre 2020, comienzo a formar las palabras de esta nueva reseña, aún en pandemia, pero la que da inicio a la nueva normalidad a la cual poco a poco nos hemos tenido que acostumbrar.

Y creo que no pude elegir escenario mejor para volver a las andanzas sibaritas que ir a conocer lo nuevo de Galpón Italia, de mi querido Luis Aurelio Garay a quien describiría como rupturista y atrevido, proponiendo cartas prolijas en un barrio que es más chascón, como es el Barrio Italia. Su partner en esta nueva aventura; Yefry Avilera, un bartender de experiencia internacional que le hace el match perfecto al chef, porque él también se atreve a sacarnos de la zona de confort.

La nueva carta se compone de platos fríos, platos calientes, carnes, pescados, hamburguesas, sanguchitos y postres. En ellos, encontramos lo que usualmente Luis Aurelio acostumbra a presentarnos; color, niveles, texturas y juegos divertidos. No se puede no pensar en aquello al ver el Ice Fish ($6.900) presentado como si fuera un helado, con cono incluido, que lleva ceviche mixto de salmón y reineta macerado en betarraga con crema helada de palta, ajo tostado, salsa de ají amarillo y trigo mote suflado, que entrega el crunchi que todo buen ceviche debe tener.

Sorprende también el plato de Coles Asadas ($4.900) que cual misterioso bosque encantado decora solo la mitad del plato y que en cada cucharada mezcla con entusiasmo la coliflor y la col morada asadas, servidas sobre salsa blanca perfumada en cardamomo, hojuelas de ajo frito y perejil crespo fresco. Además, el infalible Pulpo ($9.700) cocinado a baja temperatura por siete horas, logra mantener su forma y consistencia, sobre cuscús de clorofila de espinaca, puré de calamar, salsa de cochayuyo con res y mayonesa de betarraga.

Esta nueva apuesta culinaria, resguardada por estrictos protocolos sanitarios tanto en el personal de Galpón Italia, como en sus instalaciones, te hace cruzar por diversas emociones; te sorprendes, sientes curiosidad, rememoras sabores del pasado y sientes mucha calidez. Este último, es el calificativo perfecto para el plato de Chupe de Queso ($5.200) de esos que se puede cucharear infinitamente, por minutos, hasta llegar al final y saborear cada bocado de guiso de pan y queso mantecoso, papa, cebolla y comino, sus zanahorias asadas y mermelada de zanahoria con su vibrante color y parmesano con ceniza vegetal.

Y la magia no es algo extraño en la cocina de este virtuoso cocinero oriundo de Petorca, pues el Camarón Curry ($6.900) se monta sobre un caldo de col morada que cambia de color y se contrasta de manera brillante con la cocción en curry rojo, la palta, el cebollín, el limón y la menta. Se acompaña de tostadas.

La coctelería de Yefry Avilera podría correr por carril propio perfectamente, pero si la maridamos con los platos de Luis Aurelio hay un equilibrio de locura que se agradece mucho. Uno, dos y tres sorbos fueron necesarios para descubrir mi gusto por el Machu Picchu ($6.100) un coctel de Pisco Barsol, St Germain, puré de maíz, syrup de ají amarillo y yuzu-limón. Diferente y fresco, como la mayoría de las otras seis de las siete maravillas -literalmente- que forman parte de esta ambiciosa y genial apuesta.

También puedo destacar el Petra Jordania ($6.100) con Gin Beefeater, cordial Mediterráneo, syrup Kaffir lime, tzatziki de menta y cilantro y jugo de pomelo. Inquietante y con cuerpo, con sabores dignos de ser descubiertos. Por otra parte Coliseo Romano ($8.100) se compone de Vodka Ciroc, Cordial Milano, Syrup red dragón, jugo de
pomelo y splash tónica. Trae unos chips de plátano frito para acompañar, otorgando toques de dulzura. Tragos que se arman en base a insumos y sabores primarios bien trabajados, pero que en su conjunto, nos llevan a sacar nuestras propias conclusiones.

¿Dónde? Galpón Italia, Avenida Italia 1175, Providencia.

DIAGEO BRINDA SEGUNDO CURSO DE CAPACITACIÓN ONLINE GRATUITO PARA BARTENDERS

Diageo, la multinacional de bebidas espirituosas, se une a las iniciativas para brindar soporte a la comunidad de bartenders con el lanzamiento en versión digital y gratuita del curso DBA Essentials, destinado a desarrollar las herramientas, capacitación y habilidades necesarias para el desarrollo profesional en el mundo de la coctelería.

El curso de nivel inicial se brinda a través de Diageo Bar Academy, la red de capacitación e inspiración para principiantes y profesionales de los bares, y abarca módulos desde el conocimiento de los productos hasta el arte de crear excelentes bebidas y prácticas de servicio y consumo responsable. Al finalizar, los participantes recibirán un certificado digital para reconocer su logro.

La capacitación estará a cargo de expertos en coctelería, capacitadores y Brand Ambassadors de Diageo de la región Cono Sur, se dará en español a través de la plataforma de comunicación Zoom y comprende cuatro sesiones de dos horas cada una los martes y jueves a las 15:00hs, comenzando el próximo 9 de junio.

“Estamos orgullosos de poder ofrecer de forma totalmente digital y gratuita el curso de DBA Essentials. Es una capacitación pensada por y para profesionales de la industria que busquen desarrollarse en la misma, brindando una formación sólida en el arte de la coctelería y el trabajo en bares para prepararse de cara al futuro,” comentó Ricardo Nestler, Gerente Comercial de Diageo Chile.

“En el actual contexto, es fundamental ofrecer herramientas que se ajusten a la realidad y permitan que jóvenes profesionales de la coctelería puedan mejorar sus perspectivas en el ámbito profesional,” agregó Nestler.

Registrate aquí: www.diageobaracademy.com/es_LAC/curso-esenciales-de-dba-pebac/.

GALPÓN ITALIA: EL GOLPE DE ENERGÍA Y SABOR QUE FALTABA EN EL TRADICIONAL BARRIO GASTRONÓMICO

¡No deja de sorprenderme! Definitivamente me gusta mucho todo lo que hace el chef Luis Aurelio Garay, mente creativa tras los pasados proyectos 17°56° y Warú (que se extraña). Hoy, está a la cabeza de Galpón Italia, un espacio destinado a los más ricos manjares en torno a la parrilla y con valor agregado en una maravillosa coctelería. La estética industrial y el arte se toman los espacios abiertos del lugar.

Este concepto de picoteo con los amigos, busca que pidas algún buen corte de carne, que vienen en tablas, y lo acompañes de un complemento. Entre ellos, las Berenjenas ($4.800) grilladas a la parrilla, suaves y de sabor muy homogéneo. O el Pimentón Relleno ($4.700) que viene con una mayo de merkén que pica, pero que tiene un rico juego de sabores con el pino de quínoa. La presentación ambos platos son cuento aparte.

La tabla de Malaya de Cerdo ($7.900) es una buenísima elección, bien cítrica, porque viene al limón, con papa mechuñe -del enorme jardín de la papa chilota-, mermelada de zanahoria y menta. Con capa crocante y exquisito sabor.  Y si busca una carne que no esté parrillada, puede irse a la segura con el Crudo de Res ($6.900) -Ganso al igual que la carne de las hamburguesas-machacado y bien sazonado con especias, con una novedosa mayonesa de ceniza vegetal, brócoli asado, pepinillos y alcaparras.

Y si nos vamos directamente al estelar, que son las carnes de corte americano, la Tabla Mix ($15.900) trae generosos 500 gramos que se conforman de Lomo Vetado, Flat Iron y Entraña los que, a la parrilla, se dejan sentir con el sabor y la textura de una carne bien preparada. Además, todas las tablas vienen acompañadas de papas nativas con chimichurri y vegetales asados. Ojo, que también hay una tabla de vegetales como alternativa verde.

¿Hablemos de la tremenda coctelería que tiene Galpón Italia? Porque Yefry Avilera, un gentil y talentoso venezolano, se luce con las creaciones. De entradita partimos con la Poetisa que se compone de pisco St Germain, Campari, jugo de limón e hibiscus, muy refrescante y herbal con ese contraste dulce y amargo que fascina. Por otro lado está el Artesano, que es muy fácil de tomar, por lo que debe tener cuidaaaado. Trae gin, mezcal, jugo de maracuya, limón, Aperol, frutos rojos y syrup y se siente simple y honesto en boca. ¿Otro más? Caribbean Mule tiene carácter y es muy refrescante, de sabor curioso que incita a descubrirlo. Todos, tienen un precio único de $6.500.

Las Setas en Tomatada ($4.600) son el plato cuchareable de Galpón Italia. Son cuatro champiñones rellenos con pino vegetal y parmesano gratinado, sobre salsa de tomate con albahaca, láminas de más queso y aceite de trufas ¡Puntos extra! Sabor con fuerza pero de sensación sedosa y ácida.

Y, como todo lo que hace Luis Aurelio Garay es atrevido, no me asombró cuando me contó que había llegado a la mesa un postre de Cebolla y Pimiento ($3.500) que es básicamente una cebolla -haciendo alusión al vegetal con que se limpia la parrilla- asada con azúcar rubia, pimiento molle y helado de vainilla al bourbón. «Es una locura mía», me comenta Luis junto a la mesa y claro que lo es, pero el resultado es realmente fascinante, no la pase por alto.

¿Dónde? Av. Italia 1175, Providencia.

 

“COMUNIÓ” FUE EL COCTEL ELEGIDO POR JURADO Y ASISTENTES TORNEO MITJANS TIENE NUEVO CAMPEÓN

Más de 200 personas disfrutaron del sunset y participaron de la elección del Mejor Bartender de Chile en la Gran Final del Torneo Mitjans 2019, realizada en Casa Pocuro.

Al igual que en versiones anteriores, las semifinales estuvieron divididas en zona norte, centro y sur, y los 9 finalistas fueron Heymar Carreño, de Antofagasta; Sergio Prieto y Pablo Rojo, de Coquimbo; Diego Cortés, de Viña del Mar; Rony Holmes, de Temuco; Juan Francisco Riffo, de Puerto Montt; Javier Nuñez, de Punta Arenas, y Francisco Lara y Esteban González, de Santiago.

En una intensa competencia, en la que los asistentes también votaron por su coctel favorito, se eligieron 4 finalistas. Luego fue el turno del jurado para llegar al veredicto final, dando por ganador a Francisco Lara, bartender del Red2One del hotel W, con “Comunió”, cóctel de autor con licor de manzanilla Mitjans, Diaguitas transparente, shrub de manzana verde, reducción de jengibre, tónica y solución salina. El nuevo campeón nacional del Torneo Mitjans 2019 podrá viajar con uno de los integrantes del jurado -Sebastián Atienza, de Argentina; Alex Mesquita, de Brasil, o el peruano Luis Flores, tres de los más célebres bartenders de Sudamérica- para seguir perfeccionando su carrera.

Hay que recordar que esta final se pospuso del 24 de octubre al 15 de enero, debido a la situación país. “Durante los últimos 50 años hemos acompañado a los bares y restaurantes de Chile, capacitando y apoyando a los bartenders con distintas iniciativas, como este torneo. Esta vez quisimos potenciar el relanzamiento de nuestros licores dulces, por lo que todas las recetas participantes deben contener al menos uno de ellos entre sus ingredientes”, indicó Alberto Mordoj, gerente comercial de Grupo Valdivieso, propietario de la marca.

Mitjans, empresa chilena fundada en 1910 como una bodega de vinos fortificados por Juan Mitjans, es la primera Casa de Licores de Chile y destaca por su tradición y calidad obtenida a través de los años. Según un estudio de licores dulces realizado GFK el 2018, Mitjans es la marca con más recordación y presencia en cuanto a su categoría. Su portafolio incluye destilados, licores dulces, licores amargos, jarabes y vinos, todos producidos en nuestro país.