LOS ETERNOS MILAGROS CULINARIOS DE SARITA COLONIA

Debo reconocerlo, Sarita Colonia es uno de mis restaurantes favoritos de Santiago. Y no solamente por la comida, que mejora cada vez que los visito, sino también por ese misticismo travestido que implica observar cada recoveco que compone su estructura.

La cocina, como ya les he contado, está a cargo del talentoso Juan Andrés García, chef peruano radicado en nuestro país, que no teme a experimentar sabores en cada uno de sus platos. Y una buenísima noticia antes de comenzar a hablar puramente de comida, ahora Sarita está abierto a la hora de almuerzo, de miércoles a domingo de 13:00 a 16:00, sumándose estas horas a su horario nocturno habitual desde las 20:00 hrs.

Ahora sí. Abriendo el paladar con una suave mantequilla de pino de empanadas sobre una focaccia de queso y semillas de amapola de fabricación propia, esperamos los entrantes. Y comenzamos con el pie derecho con un Ceviche al Esturión a las brasas con Plátano Asado y Chalaca de Ostiones ($14.900) que entrega un saborcito a parrilla y limón difícil de ignorar, de precisa temperatura y con un toque un tanto dulzón otorgado por el plátano. Con el Esturión, probamos las clásicas Papas Chilotas a la Huancaína ($10.900) tan coloridas, cocinadas con la técnica Huatia -bajo tierra, con piedras calientes y hierbas-  que sin duda le dan un profesionalismo a toda prueba.

Da la sensación que las entradas bastan y sobran en Sarita Colonia. Siento que son tan ricas y bien pensadas, que muchas veces puedes pensar que los fondos están demás. Como muestra, mira hacia arriba y contempla ese Tartar de Salmón Nikkei ($13.900) que lleva integrada una manzana que le otorga ese crunchi que tanto buscamos a veces. De una frescura deliciosa.

Cerramos esta primera fase con los Ostiones Mulatos ($13.900) un plato desvergonzado con texturas y sabor anisado.

La coctelería, a cargo de Cristian Rosel, tiene cuento propio, pero complementa muy bien cada creación en Sarita. Es atrevida, joven y sorprendente, con nombres tan originales como sus sabores; están el «Dímelo Bonito», la «Santurrona» o la «Sangría Chola». Aquí, Cristian no teme en arriesgar para conquistar a los comensales. Atrévase a probar.

Y para pasar a los fondos, iniciamos nuevamente con el Esturión, pero esta vez Asado con Curry Negro y Puré de Yuca ($14.900) cremoso y suave, con un coco que acompaña para sacar puras chispas.  También tenemos el Arroz Norteño con Mariscos al Pip Pil ($14.900) con una base marina conquistadora, que se levanta más todavía con la leche de tigre que es infalible.

Y por aquí, uno de mis favoritos, que justo me tocó comer un día 29. El Gnocchi de Filete con Chimichurri Oriental ($14.900) que de solo pensarlo se me hace agua la boca. Una pasta sedosa que se rompe en boca gracias a la carne que viene tan bien aliñadita y en un buen punto inglés. Como se debe cocinar el filete. Se suma a la oferta el Sahofan con Langostinos Salteados al Curry ($14.900) que tiene un picor gustoso por la salsa de curry, trae además unos fideos de masa de arroz y unos manís escondidos por ahí para la crocancia final.

Y por último, pero no menos delicioso, en absoluto, porque es de esos platos de eterno cuchareo. Arroz Chaufa Negro con costillar Char y Tortillón de Camarones ($14.900) ¡Ay, pero que cosa más rica! Toda una sorpresa se destapa bajo el tortillón, el arroz repleto de sazón, cálido, algo azucarado.

Y si de postres hablamos, no crean que Sarita Colonia aquí se descuida, no señor. Una Crema Volteada con Miel de Rica Rica ($5.900), un detalle para endulzar muy bien pensado y una consistencia que roza la perfección. Además, la clásica y esponjosa Torta de Chocolate ($5.900) y el maravilloso Suspiro a la Limeña ($5.900). Cierre siempre con un postre, sobretodo si va a Sarita. No diga que no se lo advertí. 

En Sarita Colonia se nota una consolidación en todo el equipo que ha sacado adelante por años este irreverente proyecto gastronómico de Gino Falcone y José Salkeld , mejorando su carta en cada ocasión. Agradezco mucho poder visitarlos y me encomiendo para que siempre hayan nuevas oportunidades de hacerlo.

¿Dónde? Loreto 40, Recoleta.

LANZAMIENTO NUEVOS HELADOS PRIMAVERA VERANO 2020 EN EMPORIO LA ROSA

Llega el sol, suben las temperaturas y con ello el lanzamiento de los nuevos helados de la temporada primavera verano 2020 en Emporio La Rosa. Conoce los nuevos sabores que se incluirán en la carta:

  • Mandarina Menta: Un exquisito helado de agua con la dulzura de la mandarina y la frescura de la menta.
  • Café: Un cremoso helado preparado con granos colombianos 100% arábico recién molido, endulzado con panela. Un helado de sabor intenso, con carácter, ideal para amantes al café.
  • Pistacho: Un helado tradicional preparado con un pistacho italiano. Un cremoso helado base a pistacho y con un increíble sabor al fruto seco.
  • Mote con Huesillo: Un clásico de la cocina chilena en su versión helado. Cremoso, suave y con trozos mote y huesillo.

“En Emporio La Rosa tenemos un compromiso con nuestros clientes: sorprenderlos con nuevos sabores y alternativas y es por eso que estamos constantemente innovando con nuevos productos. En esta temporada, contamos con sabores tradicionales como el pistacho y también típicamente chilenos, como el mote con huesillo”, explica Valentina Bofill, Gerente de Marketing.

Emporio La Rosa inspira sus preparaciones en la cocina tradicional chilena, de esta manera se destacan helados como: Miel de Ulmo, elaborado con un tipo de miel que sólo se produce en la Patagonia, Chocolate Araucano que está preparado con un licor originario de Valparaíso, además de otros sabores como el de Rosa, en honor a al nombre, limón menta albahaca y tanto otros.

Hoy, cuenta con alternativas para veganos, intolerantes a la lactosa y diabéticos, porque en Emporio La Rosa son todos bienvenidos.

Historia

Emporio la Rosa –que actualmente pertenece al grupo Cantabria- fue fundado el año 2001. Comenzó como una heladería, pero hoy ofrece una amplia variedad que incluye platos típicos como tomaticán, porotos granados, lentejas, panqueques rellenos de pollo, lasaña, quiches, entre otros. Cuenta con más 30 locales, principalmente en Santiago, pero también presentes en Viña Del Mar, Valparaíso, Rancagua y Concepción.

El año 2013, Emporio La Rosa fue reconocida como una de las mejores 25 heladerías del mundo según el portal gastronómico “The Daily Meal”, premio que mantiene hasta el día de hoy.

OOTOYA Y EL RESCATE DE LA AUTÉNTICA GASTRONOMÍA ORIENTAL

Ootoya, el bistró asiático, ubicado en el corazón del Barrio Constitución, que se ha consolidado como destino obligado para todos los amantes de la gastronomía oriental en Santiago, sigue buscando sorprender y deleitar paladares, para esto, se encuentra en pleno lanzamiento de su nueva carta, con la que una vez más apuesta a los más altos estándares de calidad, trabajando con ingredientes frescos y materias primas elaboradas en el mismo restaurant.

Nuevamente de la mano de su emblemático y reconocido chef, Peiyi Cai, Ootoya incorpora nuevas preparaciones, siempre respetando los sabores asiáticos de origen, entre las cuales destacan: Tártaro de Atún – atún, camarón, palta, edamame, pepino, cebolla y cebollin -, Tiradito – pescado fresco laminado y marinado con salsa Ponzu – y Trilogía Buddha (¡especial para vegetarianos!) – wakame, shitake marinado con salsa de soya, edamame -. A lo anterior se suman nuevos rolls, como: Ikki Roll – Tamago, kanikama, queso crema, palta con topping de mozarella, masago y salsa de la casa – y Crabs Roll – Tempura de cangrejo fresco, kanikama, queso crema, cebollin y pepino con topping de masago y semillas de sésamo. Por último, fieles a sus famosos ramen y sopas, estrenan tres nuevas variedades: Pho – tallarines de arroz en caldo de res con albóndigas de res y lámina de res -, Niurou Mian – caldo de res, carne de vacuno guisada, huevo, vegetal, acompañado de tallarines de trigo o arroz -, Wantón Mian – caldo de wantón, cha-shu, tallarines de trigo, vegetales y huevo.

De esta manera, el bistró asiático Ootoya, busca seguir cautivando los paladares de sus comensales, siempre con el foco puesto en la calidad y en brindar la mejor experiencia a quienes visiten el restaurant.

Quienes deseen deleitarse con sabores únicos en Chile, pueden visitar Ootoya ubicado en Constitución 125, Providencia, Barrio Constitución.

Para más información www.ootoya.cl y su Instagram @ootoyachile

DISFRUTA TODOS TUS PANORAMAS CON DON JUAN

No importa si es una junta con tus amigos, un asado, una fiesta o simplemente un almuerzo familiar, lo rico es juntarse y hacerlo con Don Juan. Sí, porque sus exquisitas variedades de aceitunas, ajíes y salsas son el complemento perfecto para que disfrutes al máximo todos tus momentos y sabores.

Imperdibles en todo picoteo son las aceitunas Don Juan, ya sean aceitunas  sevillanas, huasco, azapa, negras, descarozadas, rellenas de pasta de pimientos, pasta de limón  o pasta de  anchoas. Para los amantes de los sabores más intensos,  te invitamos a aprobar Ají crema Don Juan,  es un infaltable, puedes encontrar Ají crema sabor merkén,  chileno y Pebre. Y por supuesto, una de los mejores acompañamientos para una hamburguesa casera, las salsas que prefieras de nuestras variedades, salsa tártara, salsa de queso, salsa de ajo o la tradicional mostaza, mayonesa y kétchup Don Juan, son un  imprescindible en toda mesa.

Ya lo sabes, no dejes de gozar ¡lo rico de juntarse con Don Juan!

Síguenos en @donjuan_cl

CHICHA EN AJÍ LLEGA A MANUEL MONTT SIN VANIDAD PERO CON MUCHA SABROSURA

Compartir. Si pudiera definir en una palabra la experiencia que se vive en Chicha en Ají, esta picantería que llegó a instalarse a Manuel Montt, sería esa. Y es que aquí los platos son generosos y llenos de sabor, tal como se desprenden de las antiguas picanterías peruanas que nacen el año 1830 y que se destacaban por ofrecer platos característicos del día y del lugar.

En Chicha en Ají se mantiene la tradición y conquistan el paladar de muchos comensales con una carta variada en pescados, mariscos, carnes y preparaciones clásicas del país hermano a precios muy, pero muy convenientes. Entre las entradas, que las hay frías y calientes, destacan el Rocoto Relleno ($6.000) con filete picado en su interior, queso gratinado y papas doradas y que no asusta su picor en boca. Por otro lado, el Tiradito de Pejerrey ($6.000) está lleno de frescura y sabores intensos. Jugosito.

El maravilloso Ceviche Caliente, o Ceviche de Congrio a la Parrilla ($8.500) es todo lo que podrías desear de la cocina peruana. Es abundante, sabroso y lleno de color.  Viene en crema de ají amarillo acompañado de choclo y yuca. Para cucharearlo una y mil veces. El Arroz con Pato ($8.900), que por cierto viene al cilantro, muestra una carne tierna pero con personalidad, aliñado de manera perfecta y con pequeños vegetales que lo ayudan a ser aún más rico. Atrévase.

Y si quiere darse un festín, cosa que ocurre en casi todo los platos de Chicha en Ají, váyase por la Ronda Criolla ($13.900) donde se encontrará con puras cosas buenas; olluquito criollo con carne, un cau cau tradicional, patita con maní y anticucho picantero, más enjundia ¿dónde? Sabores clásicos limeños que se mezclan bien y propuestas que juegan con las texturas.

Si quiere carne, pruebe el Seco a la Norteña de Asado de Tira ($8.000) que viene en una bandeja que pareciera ser para varias personas, pero no, es para uno. O más bien, recuerde la palabra clave de Chicha en Ají: compartir. Viene con yuca en una espacie de guisado que se siente suave al paladar.

Si queda con hambre, pregunte por los fresquitos Ostiones a la Chalaca ($7.500) perfectos para la época. Y siempre termine con algo dulce, como un buen y clásico Picarón.

Creo que la propuesta de Chicha en Ají puede ser similar a varias que han venido aterrizando hace un tiempo en nuestro país, pero sobresale una gran característica además de todo el sabor; es que ellos acercan su cocina de manera humilde y sin ostentar demasiado.

¿Dónde? Manuel Montt 1335, Providencia.

 

 

 

LAS DOSCIENTAS ESTRENA NUEVAS COSECHAS Y ACEITE DE OLIVA DE TRUFA

Siempre a la vanguardia y apostando por la calidad de productos premium, Las Doscientas acaba de lanzar al mercado sus nuevos aceites de oliva extra virgen 2019: los monovarietales Arbequina y Picual, además de su Blend.

A estos productos se suma el estreno de aceites de oliva aromatizados con trufa blanca y trufa negra, imperdibles para los amantes de los toques gourmet en sus preparaciones.

“Hemos seleccionado la mejor trufa de Italia para dar vida a una mezcla perfecta, con notas suaves y delicadas en el caso de la variedad blanca, y sabores más penetrantes en el caso de la negra”, indicó José Pablo Illanes, gerente general de Las Doscientas.

Y para estar acordes con las tendencias de compra de los consumidores actuales que buscan tiendas 24/7, lanzaron su canal de venta online – www.las200.cl – , donde se puede comprar todo su portfolio en sus líneas extra premium y premium, con precios en promedio un 30% más baratos que el mercado tradicional, dando la opción de retiro o bien despacho a domicilio.

Sabores únicos

Las Doscientas Arbequina se caracteriza por sus notas de tomate cherry, almendra verde y rúcula, con un toque de pasto recién cortado, con una intensidad media y de agradable sensación.

Las Doscientas Picual destaca por una nariz con notas de alcachofa, hierba fresca, tomate y delicados toques de manzana, con un sabor intenso y muy equilibrado.

Las Doscientas Blend se identifican notas de almendra verde y plátano verde. En boca presenta un agradable sabor a hierba fresca.

Las Doscientas Trufa Blanca y Trufa Negra presentan en nariz hierba fresca, tomate verde con notas a pimentón rojo, pimienta, un dejo de pasto recién cortado y tiernas alcachofas, variando sólo en la intensidad de los sabores.

“Con unas simples gotas, puedes dar un toque gourmet a cualquier preparación. El sello que otorga la trufa es realmente especial, por eso nos decidimos a a sumarlo a nuestra línea de productos, siguiendo las tendencias internacionales”, añade Fernanda Fache, Country Manager de Las Doscientas.

AMALUR: UN SECRETO VASCO MUY BIEN GUARDADO

Llegué a Amalur. Un restaurante de inspiración vasca que está bien escondido en la Avenida Vicuña Mackenna, dentro del antiguo Centro Vasco que data de 1948. Amalur significa «madre tierra» en su lengua vascónica y hace dos años y medio fue tomado por Rosita Mendiburu Azcarraga para refrescarlo como un restaurante de deliciosos platos.

Cocina vasca y de fusión con la región, comenzamos la velada con una serie de representativos Pintxos o entrantes: Croquetas de Jamón Serrano y Chorizo ($5.800 x6). Las primeras suaves y crocantes en boca y las segundas con un rico juego de texturas y un sabor sutil. Por otro lado, la clásica Tortilla Española ($5.700) hecha con la receta original, o sea, chorizo incluido. Húmeda con una buena costra exterior y un golpe de sabor entregado por el embutido ibérico que no llega a invadir demasiado la tortilla.

Atentos también con las Empanaditas de Morcilla ($4.200 x4) que vienen con menta que refresca muchísimo cada delicioso bocado. Muy sabrosas.

Por el lado de los fondos, pude probar el Salmón Amalur ($10.500) relleno con champiñones, tocino crujiente y queso de cabra, cubierto por una sedosa crema de limón que le aporta una acidez exquisita que baja un poco el sabor característico del salmón. Un relleno versátil que provoca que el queso de cabra diga presente al final de cada mordisco. También está el Lomo en Pipedarra ($10.500) una carne jugosa y en su punto, muy rojita al centro, bien preparada, montada sobre una salsa piperrada típica vasca hecha con pimentón rojo y verde, cebolla y ajo. Ambos platos principales incluyen, por el mismo precio, el acompañamiento. Recomiendo, desde lo más refinado de mi paladar, las Habas salteadas con Jamón Serrano ($2.500 y $3.800 como entrada) juegan muy bien con ambas guarniciones.

El dulce en esta oportunidad, lo pueden encontrar a través de la Leche Frita ($3.500) con sabor indiscutible a churro, indudablemente por su preparación, acompañada de una fresca salsa de naranja. Empareje este postre con Patxarán, un licor de un bello color rojo típico de la zona del País Vasco, La Rioja y Aragón. Tómelo frío y conocerá todo su potencial.

¿Dónde? Vicuña Mackenna 547, Santiago.

LAS PIZZAS Y PASTAS QUE SE TOMAN BRUNAPOLI ESTA TEMPORADA

Son más de 20 nuevos platos los que está presentando Brunapoli esta temporada, siempre con ese exquisito toque napolitano que trajo a sus dos locales en Santiago el chef Raffaele Medaglia junto a Francesco Vannucci, empresario gastronómico.

Y es que aquí las pizzas y las pastas son la especialidad de la casa, siendo la única pizzería napoletana en Santiago que ha sido certificada por la Associazione Verace Pizza Napoletana. Los platos son simples: pocos ingredientes y muchísimo sabor.

Comienzo contándoles de dos de sus nuevas pizzas; la Pizza Romana ($8.900) con la clásica base de salsa de tomate, mozzarella, anchoas y orégano, una muestra húmeda, sencilla y con un golpe de sabor fantástico -por las anchoas- Por otro lado, la Pizza Mortazza ($12.900) que se presenta en el ítem Pizze Speciali, tiene mortadella, mozzarella y pistachos, una poco usual combinación que funciona de maravillas mezclando muy bien la grasa de la mortadella y el pistacho. Rica.

Otras dos opciones, si bien diferentes, pero muy ricas de esta nueva carta, son el Panuozzi Luigi ($7.500) y la Burrata al Cartoccio ($14.900). El primero es básicamente como un sándwich de masa de pizza con milanesa de pollo, tomate, palta y mayo casera. Fiel representante de la gastronomía italo-argentina que vemos en Brunapoli. Por otro lado, la Burrata al Cartoccio, también de masa de pizza, frita esta vez, está rellena de queso mozzarrella, acompañada de tomates cherry y albahaca. Un queso suave que se funde por el calor creando un plato delicioso y muy fácil de comer.

¿Hablemos de pastas? Porque en Brunapoli son expertos. Varios platos para comentar aquí, comenzando con el Spaghetti alla Carbonara ($10.500) una pasta simple -seca, traída desde Italia- que se acompaña de salsa carbonara con huevo, guanciale -que es como una panceta que aporta crocancia- y queso pecorino. Un sabor que entra con fuerza, pero que se va suavizando al estar en boca. Les puedo comentar también acerca del Tagliatelle al Ragú di Agnello ($10.500) perfecto para los amantes del cordero que se va camuflando con las pasta de manera justa y bien pensada.

Y si hablamos de pastas rellenas de fabricación propia de Brunapoli, tenemos a los coloridos Gnocchi di Barbabietola e Noci ($9.900) una pasta de betarraga con salsa de cuatro quesos, nueces y speck -tocino italiano deshuesado- espumosos en el paladar pero con el toque crunchi. La betarraga está ahí todo el tiempo. Además, les cuento del Ravioli Ricotta e Spinaci al Limone e Pistacchio ($11.500) ¡que nombre, no! Pero no se asusten, porque solamente son unos sabrosos raviolis rellenos generosamente de espinaca con un toque ácido. Delicia.

Y un postre para terminar. El Cheesecake alla Ricotta ($4.900) es fresco y cremoso, perfecto para cerrar cualquier velada en Brunapoli e irse con una sonrisa plena.

¿Dónde? Avenida Nueva Costanera 3961, Vitacura / Camino Los Trapenses 407, Mall Vivo, Lo Barnechea.

PERÚ WEEK, UN VIAJE DE SABOR INVOLVIDABLE

Para los amantes de la comida peruana llega la tercera versión de Perú Week, una iniciativa de PROMPERÚ destinada a promocionar el turismo y la cultura en el extranjero a través de su premiada gastronomía.

Del 2 al 16 de agosto, los chilenos tendrán la posibilidad de disfrutar de menús especiales inspirados en la costa, sierra y selva peruana, en más de 25 restaurantes a lo largo de Santiago y Viña del Mar. Los comensales podrán disfrutar y degustar un sinfín de sabores criollos, preparaciones Nikkei y lo mejor de la gastronomía peruana presente en nuestro país. Es la invitación a un viaje al interior de la cultura peruana, explotando una de sus mejores joyas: su gastronomía.

Algunos platos imperdibles son el Pepián de choclo al cilantro con chicharroncito ($13.000) de Osaka inspirado en el norte del Perú, o el Pescado Asado con Cremoso de Quinua en Salsa Ocopa ($12.900) con el cual Sarita Colonia se la jugará para representar a la Amazonía.

Los restaurantes como Barandiaran y La Nacional tendrán menús especiales, al almuerzo y en la noche. Por ejemplo, Barandarian, ofrecerá un rico pulpo al olivo, lomo Saltado y postre a elección por $24.000. Mientras que La Nacional invitará a probar un exquisito ceviche carretillero, fetuccini a la huancaína y crema volteada por $19.000.

En Viña del Mar, el restaurante Imperio Peruano San Martín, tendrá dos promociones, una de ellas incluye un Perú Libre como aperitivo, una entrada de leche de tigre, salmón imperial como fondo y cream broule de postre.

Las ofertas serán muchas, y durante dos semanas, tratarán de encantar al público chileno y brindarles una experiencia única de sabor, transportándolos al Perú. Y es que el país vecino se ha convertido en el destino favorito de los chilenos en Sudamérica, de hecho, solo de enero a mayo de este año 533. 406 ciudadanos chilenos visitaron el Perú.

Es por esto, que la oferta turística de Perú Week contempla 64 paquetes de viajes disponibles para todo tipo de viajero. Por ejemplo, hay descuentos en 27 pasajes a Perú –volando desde Santiago, Calama y Antofagasta, en Latam y Jetsmart–.

Para informarse más sobre las ofertas turísticas y menús disponibles durante Perú Week pueden visitar www.peruweek.cl, sitio que estará activo del 2 al 16 de agosto.

Se adjunta lista de todos los restaurantes participantes:

  1. Casona del Virrey
  2. Fortaleza
  3. Pisco & Nazca
  4. Mar y Tierra
  5. Gran Museo
  6. Piso Uno Restaurant
  7. Osaka – Hotel NOI
  8. Panko
  9. Tambo
  10. Aires de Máncora
  11. Panchita
  12. Costa Mia
  13. Rocoto
  14. Barandarian
  15. Sarita Colonia
  16. Matsuri – Hotel Santiago
  17. Karai by Mitsuharu – Hotel W
  18. La Nacional
  19. Noah
  20. Sabor y Aroma
  21. La Mar
  22. El Imperio Peruano, Viña del Mar
  23. Lima Ciudad de los Reyes, Viña del Mar
  24. Lima Restobar, Viña del Mar
  25. Sazón peruana, Viña del Mar

PANCHITA Y SU COMIDA CRIOLLA SE ATREVEN EN TERRITORIO NACIONAL

Dicen que es el restaurante favorito de Gastón Acurio, su creador. Panchita aterrizó en nuestro país hace algún tiempo con la mejor selección de su carta de comida criolla peruana, emulando además en sus paredes, al mismísimo restaurante de Perú.

Harta abundancia se ve en Panchita, con sazón de mar y tierra, creaciones de la jefa de cocina de su símil peruano, Martha Palacios, quien estuvo viajando constantemente a nuestra capital para asegurar una carta que logre la misma experiencia para los comensales chilenos.

¿Para comenzar? Una generosa Sangrona ($7.800) preparada con vino tinto, Zumo de naranja, piña, chicha morada y zumo de limón. Puro frescor en cada sorbo y un bello color de brebaje que conquista a la primera.

La comida de Panchita está pensada para compartir. Son platos grandes y coloridos los que llegan a la mesa de los comensales que, en este corto tiempo, han repletado el local, haciendo ver que cada propuesta que Acurio trae a nuestro país, es un completo éxito.

Dentro de los piqueos es imposible dejar pasar los anticuchos. Sencillamente maravillosos. El de Corazón de Res ($9.800) es amable en boca, de sabor intenso, pero que no llega a molestar. El otro, de Pulpo ($11.800) está lleno de texturas y buena cocción. Cuesta que la gastronomía peruana falle en esto. Y ojo, que son bastante grandes ambos.

Por su parte el Rocoto Relleno ($14.800) seduce desde la entrada por su presentación tan monona. Por dentro se compone de carne y pastel de papa y si se mezcla todo al llevarlo a la boca, es realmente una delicia. Tenga cuidado con el picor.

Es importante -al menos para mi- mencionar la importancia que se le da a la presentación de la mesa y a la vajilla que se ocupa en Panchita, que logra hacernos viajar al país hermano y que no solo podamos sentir sus sabores, sino también su cultura. Dicho esto, me voy con los fondos.

Cito: «preparados con picardía y generosidad, servidos en porciones de las que pueden comer dos». Aquí comienzo con el Bitesck a la Sartén Montado ($16.800) cocinado en su jugo, con huevo, arroz, plátano y papas hilo. Podría parecer mucha cosa para una sola preparación, pero la verdad es que funciona muy bien. El huevo emulsiona, las papas entregan crocancia, la carne provechosa y el arroz, bueno es el arroz.

La Milanesa de Lomo Limeña ($15.800) acompañada de tallarines a la huancaína fue, sin duda, uno de mis favoritos de lo probado en Panchita. Es increíble como un plato tan simple puede ser tan rico. ¿Su secreto? Claramente el cariño, la preparación y los ingredientes de buena calidad. Un plato cálido en color y sabor que se disfruta con suavidad en la pasta y un sutil crunchi en el lomo.

No deje de preguntar por el Seco de Costilla entera de Asado de Tira Limeño ($18.800) con pallares y arroz con choclo, un clásico de la gastronomía peruana. Un cordero con más de cuatro horas de cocción que lo transforman en un bocado sedoso muy bien acompañado por la cremosidad de los pallares, el arroz y las verduras bien cocinadas.

Por el lado de los dulces, es difícil decepcionarse. El Queso Helado ($7.800) un tradicional postre arequipeño y la Torta de Chocolate ($7.800) mojadita en abundante manjar, son fieles representantes de cómo es la mejor forma de cerrar un festín de estos. Gracias Panchita por llegar a Santiago.

¿Dónde? Nueva Costanera 3979, Vitacura.