SWEET & SOUR: DESCUADRADO Y ATREVIDO

En mis recorridos por las distintas cocinas de Luis Aurelio Garay, siempre sé dónde voy a ir a parar. O más bien lo sabe mi paladar. A vivir experiencias diferentes. Lo supe inmediatamente cuando me llegó tan maravillosa invitación para ir a conocer Sweet & Sour en Alonso de Cordova 4060, calle que se ha atrevido a cerrar tiendas y abrir puertas de restaurantes.  ¿Sus dueños? Rodrigo Otaiza y Matías Supán.

Con la idea de acercar el restaurante a la barra, de modo que ambos sean un complemento y no componentes que sobreviven por separado -o peor aún, que uno opaque al otro- abrió esta propuesta hace solo algunas semanas, con servicio activo durante las tardes en una terraza muy sencilla, que esconde tremendas sorpresas.

La comida, a veces, viene servida en piedras de cantera, granito ala de mosca o piedras aluviales de río, un sello muy distintivo del chef Garay, quien echa a correr todo su talento y técnica en la cocina de Sweet & Sour de la mano de su proyecto personal de rescate, propuestas y asesorías gastronómicas, Torko. Así, se abre todo con los Locos Sour ($10.900), sobre cremoso de quinua negra, crème brûlée de palta, espuma de pisco sour y salicornioas -una especie de suculenta o plantita carnosa-. Plato lleno de emociones en boca, espumoso como una nube, ácido, con textura por el loco, una entrada totalmente ganadora. Le sumamos un par de cocteles como el Spritz Bianco ($6.900) con vodka, licor de flores de sauco, jugo fresco de manzana verde, albahaca y espumante brut. O el RoseMary ($6.900) con Sky vodka, jugo de pomelo y romero. Tan simple, tan rico.

La barra la encabeza Maxi Leal, bartender, e instructor en Mundo Bar, que derrocha talento. Coctelería pensada en hacer un equilibrado maridaje con la carta. Es como decir «todos para uno y uno para todos». En sus cocteles hay trabajos de tiempos, temperaturas y macerados que logran un nivel muy elevado, para competir con cualquier otra oferta del lugar. Pida que le propongan un maridaje, aquí son expertos en la materia.

¿Qué lindas las fotos, verdad? La experiencia será igual de linda cuando vayas a Sweet & Sour. Todo es tan descuadrado y atrevido, pero con gran técnica, tanto en barra como en cocina. El festín de la tarde/noche siguió con un Tártaro de Jibia y Ulte ($8.900) que resulta ser todo un espectáculo que se desarrolla bajo una nube de nitrógeno que saca a flote el caldo láctico, la manzana verde, el cilantro y la esencia de St. Germain. Como parte también de las entradas, probé el Tártaro de Ciervo ($10.900) con encurtidos y yema curada, con emulsión de higos, muy rico, de carne elástica y sabores agridulces. Cierro esta tanda de comida con la Tarta ($6.900) una tartaleta agridulce de carne de jabalí, ciruelas y texturas de betarraga. Una delicia solo para paladares atrevidos.

Aquí metemos coctelería otra vez. Un Bahama Mama ($6.900) con mix de rones infusionados con banana, jugo de piña y naranja extraidos en el momento y crema de coco. Definitivamente uno de mis favoritos, con cuerpo, aroma y lleno de frescor. Le sugiero preguntar por el Red Snaper ($6.900) con Gin Hendrix, jugo de tomate y pepino fresco estilo gaspacho -no tan pesado- frambuesas, gotas de tabasco y condimentos de Bloody Mary, picoso y refrescante.

El Filete de Jurel ($11.900) con puré de brócoli, paté ahumado de berenjenas, rábano silvestre encurtido y salsa de chancaca/cochayuyo busca reivindicar la figura de este pez tan nuestro que abunda en las costas del Pacífico. Es como vestirlo pituco para que, medio disfrazado, sepamos apreciar la sabrosura y riquesa que tiene. En este plato balanceado, se logra. Te conquista también con su característico aroma.

Cuando probé las Paletas de Queso de Cabra ($6.900) literalmente bailé. Un lácteo maridado por siete dias en salsa de miel y ajo, acompañado de quínoa inflada que llega a la mesa prendido y ahumado, logrando un toque único.

Si no fuera por el bendito toque de queda, nos quedamos hasta el amanecer. Pero la velada debía terminar. Y el cierre, estuvo por completo en el nivel de toda la carta que pude probar. Aquí nuevamente Maxi Leal llega con coctelería de sabores simples y bien logrados a través del Apple Fashioned ($6.900) un whisky Glenfiddish de 12 años, manzanza verde, jerez y frutos secos, infusionados mágicamente en Sous Vide -al vacío- durante 4 horas a 45°.  Para balancear el paladar, lo acompañé de Floral ($5.500) una hermosa y exquisita creación de mousse frío de polen, mermelada de zanahoria, merengue tostado y bizcocho de miel multiflora embebido en ron.  Un paseo por un bosque nativo maravilloso, repelto de dulzores y viscosidades. Un sello de oro. ¡Aplausos de pie!

¿Dónde? Alonso de Cordova 4060, Vitacura.

BEEFEATER ESTA CONTIGO

Con todo el espíritu del gin británico, Befeater Pink quiere celebrar a todas las mujeres este 8 de marzo, dándole un toque de color rosado y sabor a frutilla en este día tan especial. Porque creemos que se lo merecen y hay que celebrar te dejamos tres recetas para preparar junto a tus amigas:

  • Pink & Tonic

Ingredientes:

–           60 ml de Beefeater Pink

–           150 ml de agua tónica

–           2 frutillas en rodajas

–           Hielo

  • Beefeater Pink Collins

Ingredientes:

–           35 ml de Beefeater Pink

–           5 ml de jugo de frambuesa

–           15 ml de jugo de limón

–           10 ml de goma

Mezclar los ingredientes. Poner el hielo en el vaso, agregar la soda y decorar con frutillas en rodaja.

  • Pink Sour

Ingredientes:

–           60 ml de Beefeater Pink

–           10 ml de clara de huevo

–           15 ml de jugo de limón

–           Una cucharada de jugo de frutilla

–           20 ml de goma

–           Hielo

–           Frutillas deshidratadas

Añadir todos los ingredientes en la coctelera, menos el hielo. Agitar por unos 10 segundos. Abrir la coctelera, añadir el hielo y agitar otra vez. Colar y servir en copa martini. Decorar el borde de la copa con frutillas molidas deshidratadas.

En un copón con mucho hielo, añadir las frutillas. Agregar Beefeater Pink, rellenar con agua tónica y revolver suavemente.

Si quieres conocer más sobre este nuevo gin puedes ingresar a la cuenta de Instagram @beefeatergin_cl.  

 

 

LANZAN NUEVO “SOUR PREMIUM” 100% NATURAL Y FÁCIL DE PREPARAR

Mientras se prepara la carne el protagonismo lo toma el aperitivo, por lo que la mejor forma de sorprender a los invitados es con un sour. La Pizka crea una nueva categoría, Sour Premium, utilizando un jugo de limón sutil 100% natural, sin preservantes, y de categoría cocktail congelado.

La Pizka nace como una propuesta que busca entregar un sour artesanal, sin aditivos. “La única manera de tener un producto natural, sin preservantes y con la frescura del limón sutil, como si estuviese recién exprimido, es manteniéndolo congelado. Nuestra botella de vidrio de un litro tiene 26º de alcohol y, para su preparación, se mezcla la misma cantidad de sour y hielo en la juguera, logrando un sour frozen, proceso que permite que nuestro producto rinda el doble”, afirma Diego García, socio- fundador de La Pizka.

Otro valor que destaca en este Sour Premium es la procedencia del limón sutil, traído directamente de la ciudad de Piura, Perú. “Posee una adecuada acidez, un perfecto balance con el dulzor, y un olor agradable que se siente hasta en la cáscara. Fusionado con el destilado de uva preparado especialmente para La Pizca en el Valle del Elqui, tiene como resultado lo mejor de ambos países, Perú y Chile” explica García.

Además del sour “clásico”, preferido por los comensales, La Pizka posee variedades de sours que igualmente conservan el sabor natural, y deben mantenerse congelados. “Por ejemplo, el Menta Jengibre fue una gran apuesta que sorprendió a todos, mientras que el de Maracuyá, asombra con su intenso sabor a pulpa de la misma fruta traída de Perú”, indica finalmente Diego.

 

SÁNGUCHES PERUANOS PREPARADOS CON AMOR

La Gloria, la primera sanguchería 100% peruana que existe en nuestro país, llega a Patio Bellavista con el fin de desatar una catarata de sabores y emociones, y acercar a sus visitantes la diversidad cultural del país vecino. Todos los locales ofrecen la misma carta, pero en esta ocasión se incorporó además la hamburguesa de corte angus, llamada Chola Soy.  La gran diferencia del local de Patio Bellavista es que éste es mucho mayor en tamaño y ofrece una amplia carta de coctelería, cerveza cuzqueña, variedad de pisco sour y chilcanos.  “Este nuevo local tiene un look y un servicio de restaurant más que de fuente de soda. Estamos apostando a una permanencia en el lugar más larga, donde la gente se sienta a conversar y disfrutar de la buena mesa”, cuenta Ximena Pérez Gana, propietaria de La Gloria.

Esta sanguchería nace debido a que Ximena es admiradora de la gastronomía peruana y, a su vez, tiene experiencia en el negocio y en el tipo de comida pues fue dueña del exitoso restaurante Mi Causa en Ciudad Empresarial.  “Luego de varios viajes a Lima, decidimos emprender con algo distinto y nunca antes visto en Chile. El objetivo era conseguir el auténtico sabor de las sangucherías peruanas. Después de muchas pruebas, al cabo de un año, lo logramos”, cuenta Ximena. Y agrega que primero partieron con un local muy pequeño ubicado en Providencia, luego siguieron con uno en Santiago Centro y, posteriormente, con otro en Las Condes.

Sin embargo, el crecimiento no paró ahí, surgió la inquietud de buscar un lugar con un público diferente, uno que tuviera menor rotación. De esta forma, se plantearon la idea de abrir un cuarto local.  “Patio Bellavista cumplía con todos los requisitos. Es un referente dentro de la ciudad, tanto a nivel nacional como internacional, con una buena ubicación y accesos, donde convergen aquellos que no solamente son amantes de la buena mesa, sino también de la cultura, el arte y la entretención. Es un espacio donde la gente pasa largo tiempo y disfruta mucho el momento”, indica la propietaria de La Gloria.

Cada sánguche es elaborado bajo un control diario en lo que respecta a materia prima. Los panes son preparados por ellos mismos, con diferentes ingredientes, acompañados de salsas criollas y de fritos, que resultan ser un complemento perfecto para cada elección. “Todos los productos son del día, por lo tanto, son muy frescos. Sólo de esta forma podemos asegurar la calidad que queremos ofrecer a nuestros visitantes”, puntualiza Ximena.  Son todos estos detalles los que hacen que esta sanguchería peruana tenga identidad propia. No únicamente por su gran variedad, sino que también por su música, ambiente, decoración y excelente servicio.

 

PRENDE EL INVIERNO CON TODO EL SABOR DEL MEJOR POP WINE DE CHILE

Para prender los fríos días de invierno y disfrutar de todas las previas y carretes de fin de semana, Manquehuito, el Pop Wine favorito de todos los chilenos, propone innovadores y entretenidos cócteles, que harán de las fiestas un éxito total.

Manquehuito Sour, para los más refinados y clásicos, el Despertar de la Fuerza, para dominar la noche, y Mijito Chileno, para sacar suspiros, son las tres preparaciones que no dejarán indiferente a nadie, y donde todos se preguntarán ¡cómo lo hiciste!

Porque el cooler nunca fue tan pop, para prepararlos sólo se debe seguir las siguientes recetas:

MANQUEHUITO SOUR:

En una copa flauta, agregar:

  • hielo coctelera.
  • 1 cucharada de azúcar o goma
  • 30ml de jugo de limón.
  • 15 ml de pisco

Batirlo y servir con doble colado. Completar con Manquehuito Piña y decorar con una rodaja de limón.

EL DESPERTAR DE LA FUERZA:

En un Kero largo, agregar:

  • Hielo
  • 45ml de Jugo de Naranja
  • Toque de Granadina

Completar con Manquehuito Guaraná y decorar con rodaja de naranja y cereza.

MIJITO CHILENO:

En una copa de vino, agregar:

  • 2 cucharadas de azúcar o Goma
  • 3 frutillas picadas en trozos
  • Hojas de hierba menta
  • Machacado
  • Hielo Picado

Completar con Manquehuito Frutos Rojos, homogenizar y decorar con hojas de menta.

Manquehuito Piña, Guaraná y Frutos Rojos, puedes encontrarlo en botillerías y en los principales supermercados del país. Para más detalles y cócteles ingresa a www.manquehuito.cl o en sus redes sociales @Manquehuitopopwine. Y si quieres compartir las preparaciones etiquetar a través del hashtag #manquehuitodrinks.