CHICHA EN AJÍ CELEBRA MARZO CON SU CEVICHE A LA PARRILLA

Con la llegada de marzo los santiaguinos volvemos a las actividades diarias y por esto, Chicha en Ají, la primera picantería tradicional peruana del Barrio Manuel Montt, recomienda su Ceviche a la Parrilla.

Esta preparación destaca por su originalidad, dado que el ceviche es un plato frío, siendo Chicha en Ají es uno de los primeros restaurantes que ofrece una versión caliente con toques de cremoso ají amarillo y limón, elementos fundamentales de la cocina incaica, acompañado de trozos de yuca y choclo.

Este plato es ideal para compartir y disfrutar con la refrescante gama de pisco sour en sus versiones limón, maracuyá o chicha morada.

Chicha en Ají tiene un concepto sencillo con toques gourmet y busca rememorar la cocina típica y casera de Perú, que es reconocida por sus frescas preparaciones de pescados, carnes y mariscos, los que pueden seleccionarse de primera mano en el mismo restaurant.

Chicha en Ají  se respalda por la historia y la tradición de La Casa del Chef, que lo lleva a desarrollar cada una de sus preparaciones con altos estándares de calidad dada la pasión que los mueve por entregar el mejor servicio y sabor en cada uno de sus platos.

Las picanterías son un concepto que cada vez se escucha más en la gastronomía peruana y está naciendo en Chile, sin embargo, nacen alrededor del año 1830 y destacan por ser pequeños establecimientos donde flameaba una bandera blanca, que indicaba la venta de chicha, pero si, además, se dibujaba un ají, indicaba que se ofrecían platos característicos del día y el lugar. Es así como hoy Chicha en Ají busca rescatar las raíces de la historia gastronómica de Perú de forma completamente tradicional, honesta y cercana con el fin de deleitar los paladares nacionales.

El Ceviche de Congrio a la Parrilla puedes disfrutarlo por $8.500 pesos y puedes disfrutarlo en el restaurant ubicado en Manuel Montt 1335, Providencia.

¡A COMPARTIR Y SABOREAR! LO NUEVO DE PICANTERÍA CHICHA EN AJÍ

No es primera vez que me toca ir a Chicha en Ají. Lo bueno, es que siempre que he ido, la experiencia resulta buenísima y se me vienen a la cabeza los conceptos de abundancia y amor.  Esta vez, fui a conocer cosas nuevas de su carta de cocina peruana al estilo picantería que bien se han encargado de nutrir sus dueños Julio Reyes Millán y Damian Bravo.

Comenzando con un buen sour peruano, los platos llegan a demostrar todo el sabor del norte de este hermoso país. El Rocoto Relleno ($6.000) siempre resulta ser uno de los favoritos. Originario de Arequipa, viene con filete picado, gratinado con queso y acompañado de papas. Son varios los hervores que ayudan a bajarle el picor y resulta ser delicioso, crocante y picante. Si no, no sería ají.

Y por supuesto el ceviche no puede faltar en carta. Y este De Congrio a la Parrilla ($8.500) es una muestra caliente en crema de ají amarillo con choclo y yuca para saborearse. Tiene un toque preciso de limón y mucho sabor a parrilla gracias a un baño de Chicha de Jora. Por otro lado, hay que atreverse con el Arroz con Pato a la Norteña ($8.900) macerado por 24 horas con un toque de cerveza negra y, nuevamente, Chicha de Jora, provocando sazón en esta carne que se vuelve fácil de desmenuzar y que se acompaña de un arroz al cilantro que resulta un poco ácido y que no puedes dejar de cucharear.

En Chicha en Ají se preocupan del cuidado y tratamiento de sus materias primas, además de tener todo siempre fresquito y emplatar en una hermosa loza traída directamente del país vecino.

Terminamos la experiencia con una Tabla Marina ($13.900) llena de colores y sensaciones en boca, gracias a la abundancia de sus ingredientes; filete de pescado, camarones, calamar, pulpo y ostiones, macerados en salsa anticuchera, todo a la parrilla, en una base de verduras y papas doradas, convirtiéndolo en una alternativa con cierta cremosidad al paladar.

 

No olvide siempre cerrar con un postre para llevar algo de dulzura a la boca. Y si se atiende con el amable e informado Paul, ganará puntos extras.

¿Dónde? Av. Manuel Montt 1335, Providencia.

LOS ETERNOS MILAGROS CULINARIOS DE SARITA COLONIA

Debo reconocerlo, Sarita Colonia es uno de mis restaurantes favoritos de Santiago. Y no solamente por la comida, que mejora cada vez que los visito, sino también por ese misticismo travestido que implica observar cada recoveco que compone su estructura.

La cocina, como ya les he contado, está a cargo del talentoso Juan Andrés García, chef peruano radicado en nuestro país, que no teme a experimentar sabores en cada uno de sus platos. Y una buenísima noticia antes de comenzar a hablar puramente de comida, ahora Sarita está abierto a la hora de almuerzo, de miércoles a domingo de 13:00 a 16:00, sumándose estas horas a su horario nocturno habitual desde las 20:00 hrs.

Ahora sí. Abriendo el paladar con una suave mantequilla de pino de empanadas sobre una focaccia de queso y semillas de amapola de fabricación propia, esperamos los entrantes. Y comenzamos con el pie derecho con un Ceviche al Esturión a las brasas con Plátano Asado y Chalaca de Ostiones ($14.900) que entrega un saborcito a parrilla y limón difícil de ignorar, de precisa temperatura y con un toque un tanto dulzón otorgado por el plátano. Con el Esturión, probamos las clásicas Papas Chilotas a la Huancaína ($10.900) tan coloridas, cocinadas con la técnica Huatia -bajo tierra, con piedras calientes y hierbas-  que sin duda le dan un profesionalismo a toda prueba.

Da la sensación que las entradas bastan y sobran en Sarita Colonia. Siento que son tan ricas y bien pensadas, que muchas veces puedes pensar que los fondos están demás. Como muestra, mira hacia arriba y contempla ese Tartar de Salmón Nikkei ($13.900) que lleva integrada una manzana que le otorga ese crunchi que tanto buscamos a veces. De una frescura deliciosa.

Cerramos esta primera fase con los Ostiones Mulatos ($13.900) un plato desvergonzado con texturas y sabor anisado.

La coctelería, a cargo de Cristian Rosel, tiene cuento propio, pero complementa muy bien cada creación en Sarita. Es atrevida, joven y sorprendente, con nombres tan originales como sus sabores; están el «Dímelo Bonito», la «Santurrona» o la «Sangría Chola». Aquí, Cristian no teme en arriesgar para conquistar a los comensales. Atrévase a probar.

Y para pasar a los fondos, iniciamos nuevamente con el Esturión, pero esta vez Asado con Curry Negro y Puré de Yuca ($14.900) cremoso y suave, con un coco que acompaña para sacar puras chispas.  También tenemos el Arroz Norteño con Mariscos al Pip Pil ($14.900) con una base marina conquistadora, que se levanta más todavía con la leche de tigre que es infalible.

Y por aquí, uno de mis favoritos, que justo me tocó comer un día 29. El Gnocchi de Filete con Chimichurri Oriental ($14.900) que de solo pensarlo se me hace agua la boca. Una pasta sedosa que se rompe en boca gracias a la carne que viene tan bien aliñadita y en un buen punto inglés. Como se debe cocinar el filete. Se suma a la oferta el Sahofan con Langostinos Salteados al Curry ($14.900) que tiene un picor gustoso por la salsa de curry, trae además unos fideos de masa de arroz y unos manís escondidos por ahí para la crocancia final.

Y por último, pero no menos delicioso, en absoluto, porque es de esos platos de eterno cuchareo. Arroz Chaufa Negro con costillar Char y Tortillón de Camarones ($14.900) ¡Ay, pero que cosa más rica! Toda una sorpresa se destapa bajo el tortillón, el arroz repleto de sazón, cálido, algo azucarado.

Y si de postres hablamos, no crean que Sarita Colonia aquí se descuida, no señor. Una Crema Volteada con Miel de Rica Rica ($5.900), un detalle para endulzar muy bien pensado y una consistencia que roza la perfección. Además, la clásica y esponjosa Torta de Chocolate ($5.900) y el maravilloso Suspiro a la Limeña ($5.900). Cierre siempre con un postre, sobretodo si va a Sarita. No diga que no se lo advertí. 

En Sarita Colonia se nota una consolidación en todo el equipo que ha sacado adelante por años este irreverente proyecto gastronómico de Gino Falcone y José Salkeld , mejorando su carta en cada ocasión. Agradezco mucho poder visitarlos y me encomiendo para que siempre hayan nuevas oportunidades de hacerlo.

¿Dónde? Loreto 40, Recoleta.

CHICHA EN AJÍ LLEGA A MANUEL MONTT SIN VANIDAD PERO CON MUCHA SABROSURA

Compartir. Si pudiera definir en una palabra la experiencia que se vive en Chicha en Ají, esta picantería que llegó a instalarse a Manuel Montt, sería esa. Y es que aquí los platos son generosos y llenos de sabor, tal como se desprenden de las antiguas picanterías peruanas que nacen el año 1830 y que se destacaban por ofrecer platos característicos del día y del lugar.

En Chicha en Ají se mantiene la tradición y conquistan el paladar de muchos comensales con una carta variada en pescados, mariscos, carnes y preparaciones clásicas del país hermano a precios muy, pero muy convenientes. Entre las entradas, que las hay frías y calientes, destacan el Rocoto Relleno ($6.000) con filete picado en su interior, queso gratinado y papas doradas y que no asusta su picor en boca. Por otro lado, el Tiradito de Pejerrey ($6.000) está lleno de frescura y sabores intensos. Jugosito.

El maravilloso Ceviche Caliente, o Ceviche de Congrio a la Parrilla ($8.500) es todo lo que podrías desear de la cocina peruana. Es abundante, sabroso y lleno de color.  Viene en crema de ají amarillo acompañado de choclo y yuca. Para cucharearlo una y mil veces. El Arroz con Pato ($8.900), que por cierto viene al cilantro, muestra una carne tierna pero con personalidad, aliñado de manera perfecta y con pequeños vegetales que lo ayudan a ser aún más rico. Atrévase.

Y si quiere darse un festín, cosa que ocurre en casi todo los platos de Chicha en Ají, váyase por la Ronda Criolla ($13.900) donde se encontrará con puras cosas buenas; olluquito criollo con carne, un cau cau tradicional, patita con maní y anticucho picantero, más enjundia ¿dónde? Sabores clásicos limeños que se mezclan bien y propuestas que juegan con las texturas.

Si quiere carne, pruebe el Seco a la Norteña de Asado de Tira ($8.000) que viene en una bandeja que pareciera ser para varias personas, pero no, es para uno. O más bien, recuerde la palabra clave de Chicha en Ají: compartir. Viene con yuca en una espacie de guisado que se siente suave al paladar.

Si queda con hambre, pregunte por los fresquitos Ostiones a la Chalaca ($7.500) perfectos para la época. Y siempre termine con algo dulce, como un buen y clásico Picarón.

Creo que la propuesta de Chicha en Ají puede ser similar a varias que han venido aterrizando hace un tiempo en nuestro país, pero sobresale una gran característica además de todo el sabor; es que ellos acercan su cocina de manera humilde y sin ostentar demasiado.

¿Dónde? Manuel Montt 1335, Providencia.

 

 

 

PERÚ WEEK, UN VIAJE DE SABOR INVOLVIDABLE

Para los amantes de la comida peruana llega la tercera versión de Perú Week, una iniciativa de PROMPERÚ destinada a promocionar el turismo y la cultura en el extranjero a través de su premiada gastronomía.

Del 2 al 16 de agosto, los chilenos tendrán la posibilidad de disfrutar de menús especiales inspirados en la costa, sierra y selva peruana, en más de 25 restaurantes a lo largo de Santiago y Viña del Mar. Los comensales podrán disfrutar y degustar un sinfín de sabores criollos, preparaciones Nikkei y lo mejor de la gastronomía peruana presente en nuestro país. Es la invitación a un viaje al interior de la cultura peruana, explotando una de sus mejores joyas: su gastronomía.

Algunos platos imperdibles son el Pepián de choclo al cilantro con chicharroncito ($13.000) de Osaka inspirado en el norte del Perú, o el Pescado Asado con Cremoso de Quinua en Salsa Ocopa ($12.900) con el cual Sarita Colonia se la jugará para representar a la Amazonía.

Los restaurantes como Barandiaran y La Nacional tendrán menús especiales, al almuerzo y en la noche. Por ejemplo, Barandarian, ofrecerá un rico pulpo al olivo, lomo Saltado y postre a elección por $24.000. Mientras que La Nacional invitará a probar un exquisito ceviche carretillero, fetuccini a la huancaína y crema volteada por $19.000.

En Viña del Mar, el restaurante Imperio Peruano San Martín, tendrá dos promociones, una de ellas incluye un Perú Libre como aperitivo, una entrada de leche de tigre, salmón imperial como fondo y cream broule de postre.

Las ofertas serán muchas, y durante dos semanas, tratarán de encantar al público chileno y brindarles una experiencia única de sabor, transportándolos al Perú. Y es que el país vecino se ha convertido en el destino favorito de los chilenos en Sudamérica, de hecho, solo de enero a mayo de este año 533. 406 ciudadanos chilenos visitaron el Perú.

Es por esto, que la oferta turística de Perú Week contempla 64 paquetes de viajes disponibles para todo tipo de viajero. Por ejemplo, hay descuentos en 27 pasajes a Perú –volando desde Santiago, Calama y Antofagasta, en Latam y Jetsmart–.

Para informarse más sobre las ofertas turísticas y menús disponibles durante Perú Week pueden visitar www.peruweek.cl, sitio que estará activo del 2 al 16 de agosto.

Se adjunta lista de todos los restaurantes participantes:

  1. Casona del Virrey
  2. Fortaleza
  3. Pisco & Nazca
  4. Mar y Tierra
  5. Gran Museo
  6. Piso Uno Restaurant
  7. Osaka – Hotel NOI
  8. Panko
  9. Tambo
  10. Aires de Máncora
  11. Panchita
  12. Costa Mia
  13. Rocoto
  14. Barandarian
  15. Sarita Colonia
  16. Matsuri – Hotel Santiago
  17. Karai by Mitsuharu – Hotel W
  18. La Nacional
  19. Noah
  20. Sabor y Aroma
  21. La Mar
  22. El Imperio Peruano, Viña del Mar
  23. Lima Ciudad de los Reyes, Viña del Mar
  24. Lima Restobar, Viña del Mar
  25. Sazón peruana, Viña del Mar

PANCHITA Y SU COMIDA CRIOLLA SE ATREVEN EN TERRITORIO NACIONAL

Dicen que es el restaurante favorito de Gastón Acurio, su creador. Panchita aterrizó en nuestro país hace algún tiempo con la mejor selección de su carta de comida criolla peruana, emulando además en sus paredes, al mismísimo restaurante de Perú.

Harta abundancia se ve en Panchita, con sazón de mar y tierra, creaciones de la jefa de cocina de su símil peruano, Martha Palacios, quien estuvo viajando constantemente a nuestra capital para asegurar una carta que logre la misma experiencia para los comensales chilenos.

¿Para comenzar? Una generosa Sangrona ($7.800) preparada con vino tinto, Zumo de naranja, piña, chicha morada y zumo de limón. Puro frescor en cada sorbo y un bello color de brebaje que conquista a la primera.

La comida de Panchita está pensada para compartir. Son platos grandes y coloridos los que llegan a la mesa de los comensales que, en este corto tiempo, han repletado el local, haciendo ver que cada propuesta que Acurio trae a nuestro país, es un completo éxito.

Dentro de los piqueos es imposible dejar pasar los anticuchos. Sencillamente maravillosos. El de Corazón de Res ($9.800) es amable en boca, de sabor intenso, pero que no llega a molestar. El otro, de Pulpo ($11.800) está lleno de texturas y buena cocción. Cuesta que la gastronomía peruana falle en esto. Y ojo, que son bastante grandes ambos.

Por su parte el Rocoto Relleno ($14.800) seduce desde la entrada por su presentación tan monona. Por dentro se compone de carne y pastel de papa y si se mezcla todo al llevarlo a la boca, es realmente una delicia. Tenga cuidado con el picor.

Es importante -al menos para mi- mencionar la importancia que se le da a la presentación de la mesa y a la vajilla que se ocupa en Panchita, que logra hacernos viajar al país hermano y que no solo podamos sentir sus sabores, sino también su cultura. Dicho esto, me voy con los fondos.

Cito: «preparados con picardía y generosidad, servidos en porciones de las que pueden comer dos». Aquí comienzo con el Bitesck a la Sartén Montado ($16.800) cocinado en su jugo, con huevo, arroz, plátano y papas hilo. Podría parecer mucha cosa para una sola preparación, pero la verdad es que funciona muy bien. El huevo emulsiona, las papas entregan crocancia, la carne provechosa y el arroz, bueno es el arroz.

La Milanesa de Lomo Limeña ($15.800) acompañada de tallarines a la huancaína fue, sin duda, uno de mis favoritos de lo probado en Panchita. Es increíble como un plato tan simple puede ser tan rico. ¿Su secreto? Claramente el cariño, la preparación y los ingredientes de buena calidad. Un plato cálido en color y sabor que se disfruta con suavidad en la pasta y un sutil crunchi en el lomo.

No deje de preguntar por el Seco de Costilla entera de Asado de Tira Limeño ($18.800) con pallares y arroz con choclo, un clásico de la gastronomía peruana. Un cordero con más de cuatro horas de cocción que lo transforman en un bocado sedoso muy bien acompañado por la cremosidad de los pallares, el arroz y las verduras bien cocinadas.

Por el lado de los dulces, es difícil decepcionarse. El Queso Helado ($7.800) un tradicional postre arequipeño y la Torta de Chocolate ($7.800) mojadita en abundante manjar, son fieles representantes de cómo es la mejor forma de cerrar un festín de estos. Gracias Panchita por llegar a Santiago.

¿Dónde? Nueva Costanera 3979, Vitacura.

 

 

TERRAZA DE SARITA COLONIA ENTRE LAS MÁS TOP DEL PLANETA

La prestigiosa revista digital Amexessentials.com, en su sección Gastronomía, destacó para el mes de julio la terraza del restorán de comida peruana travesti Sarita Colonia como una de “las más asombrosas del mundo”.

Fiona Brutscher, periodista y bloguera alemana, visitó hace un tiempo este espacio y lo definió como uno de los más onderos del planeta, a la altura de otras 12 terrazas de restaurantes de todo el mundo que incluyeron locales en Nueva York, Tel Aviv, Zurich, Amsterdam, Melbourne, Marraketch, Ciudad del Cabo, Estocolmo, Berlín, París, Los Ángeles y Bangkok.

“Hemos seleccionado terrazas en restaurantes de todo el mundo que no se limitan solamente a sus hermosas ubicaciones y preciosas vistas: estos lugares en realidad destacan por hacer que toda la experiencia gastronómica sea memorable. La comida y todo lo que puedes imaginar”, señala en su artículo.

La terraza de Sarita Colonia, que en estos meses abre de jueves a sábado a partir de las 20 horas, ofrece todo el ambiente kitsch de este restorán y la exquisita gastronomía travesti, y constituye un lugar de encuentro para todos los #SaritaLovers.

Amex Essentials es una revista digital de American Express con más de 20 artículos mensuales sobre diversos temas de interés y que en cada número presenta una selección de los más originales destinos y estilos de vida con tópicos e ideas alrededor del mundo.

SARITA COLONIA NUNCA DEJA DE SORPRENDER CON SU COCINA PERUANA TRAVESTI

Nuevamente en Sarita Colonia. Siempre es tan agradable venir a verlos y probar una vez más su gastronomía peruana travesti, como ellos mismos la definen. Siempre un placer.

Esta vez los sabores de invierno son los que mandan en la renovada carta -dos al año- siempre de la mano creativa de Juan Andrés García quien inauguró los fuegos de Sarita Colonia el año 2014 vistiendo a la cocina peruana con el arte de otras culturas, travistiéndola de manera deliciosa.

Les comienzo a contar entonces de la Causa de Yuca Frita con camarones en Salsa Acevichada ($11.900) que se mantuvo en carta y que consiste en una yuca empanizada en panko, con camarones ecuatorianos en salsa acevichada caliente de ají amarillo. Es suave, cremosa y con un crunchi otorgado por los camarones. Los Ajíes Rellenos ($12.900) por su parte, y nuevos en carta, son un plato fresco con un picor suavecito que queda en boca. Muy deliciosos. Están rellenos de mariscos del día en salsa blanca, con laminas de palta y chalaquita.

Otra de las nuevas Entradas Travestis es la de Papas Chilotas a la Huancaína ($9.900) con queso fresco y cochayuyo crocante. Son realmente imperdibles, de ricas texturas y una mezcla de sabores fantástica. También tenemos la entrada -ya famosa en Sarita- de Ceviche de Chochas, Ostiones y Pulpo (13.900) siempre con su ají correspondiente, un plato colorido y de rico limón, con chochas de Coquimbo, ostiones y pulpo marinados en jugo de limón de pica servido con un cremoso puré de camotes. Una delicia.

Y si todas estas maravillas aún no son suficientes para que se animen a venir a probar la nueva carta de Sarita Colonia -y los platos anteriores también por cierto- déjenme decirles que la coctelería, a cargo de Cristián Rosel, tiene grandes novedades.

Puedo mencionarles algunas de ellas; el Viejo Peruano ($5.900) que se hace con Tabernero, Monkey Shoulder, syrup de huacatay y bitter orange y de angostura. Ojo, que en Sarita hacen todos sus syrup. Por otro lado el Honey Love ($6.900) suavecito y poco alcoholizado, trae Jack´s Daniels Honey, syrup, jugo de limón, albahaca y tónica. Tu Media Naranja ($5.900) con gin boliviano La República Andina, jugo de naranja y zanahoria, syrup de mandarina, Thomas Henry Ginger Beer y el Corazón Negro ($5.900) muy aromático hecho con pisco Sagrado Corazón, payflour bols, jugo de pomelo y maqui y agua tónica. Rico, rico.

Y no puedo comenzar a hablar de los Fondos Travestis, sin partir por la maravilla de plato que es el Pastel de Choclo Relleno con Lomo Saltado (12.900) ¡Wow! Esta creación es parte de las nuevas propuestas y es realmente delicioso, trae en su aroma y sabor la emoción de las cocinas antiguas, humeantes, recuerdos nostálgicos de la mano de una carne jugosa en contraste con el dulzor magnífico del choclo. Tienen que probarlo.

La Sobrecostilla Glaseada con Cremoso de Mote ($14.900) tiene una suavidad característica. Es un plato dulzón con una carne de libre pastoreo cocinada a fuego lento por 8 horas que se corta con el tenedor y un cremoso de mote con ají amarillo para cucharearlo una y mil veces.  Y el Gnocchi con Filete Sellado, Salsa de Seco y Cherrys Asados ($13.900) no falla, y por algo se sigue manteniendo en carta. Tienen una textura suave y al dente, perfectos, y la carne tiene un toque ahumado delicioso. Es difícil que una pasta pueda fallar, sobretodo si son gnocchis ¿no lo creen?

¿Vamos a los dulces? Sé que es la parte favorita de muchos. Pude probar tres de los cinco Postres Cuáticos que ofrece Sarita Colonia. Y están bien cuáticos. Comenzando por el Tres Leches de Marley Coffee ($5.900) con mucho sabor a café y harto dulzor también, pero esponjosito y húmedo como debe ser. También está el Budín de Pan King´s Hawaiian ($5.900) acompañado de compota de manzana que le da acidez y equilibrio. Sin duda un postre de esos clásicos que tanto nos gustan. Para cerrar, el Princesa 2.0 ($6.900) es un postre para los amantes del chocolate. Trae un mousse de maní, brownie de chocolate, helado de chocolate, maní garrapiñado y salsa butterscotch. Un cierre fantástico para una velada inolvidable, de esas que solo Sarita Colonia sabe entregar.

¿Dónde? Loreto 40, Recoleta.

 

BARANDIARÁN, UN CLÁSICO PERUANO EN RENOVACIÓN DE SUS PLATOS

Cuando me preguntan por algún buen restaurante de comida peruana hay una marca que sin duda ha dejado registro en nuestros archivos gastronómicos; el Barandiarán, del carismático chef peruano Marco Barandiarán.

De estilo colonial, colorido, ornamentado y de techos altos, su local ubicado hace muchísimos años en calle Manuel Montt recibe en la actualidad a sus comensales con una carta renovada en la que se sumaron algunos cócteles y platos para seguir encantando paladares.

Dentro de la coctelería de autor, engalanan la actual propuesta el Negro Sano y el Naylamp, en honor a uno de los hijos de Marco. El primero es un trago con presencia, de respetable alcohol, frappé y muy aromático con Tabernero Italia, pepino, albahaca, jugo de limón y agua tónica. El segundo con Tabernero Quebranta, curazao azul, pulpa de piña, jugo de naranja y zumo de limón, lleno de colores, frescura y dulzor, quizás bastante, pero perfecto para mi.

Y con una suave reineta (pesca del día) como protagonista se presentó el Ceviche Carretillero, parte de los nuevos platos, que cumple perfectamente con lo que se espera de un ceviche aunque quizás un poco más seco. Un hermoso juego de colores en plato, texturas, temperaturas y justa acidez. Un calamar crocante que sin duda le da ese toque especial. Ojo, que se puede pedir picante, pedir realmente peruano.

En total son 16 los nuevos platos entre entrantes y fondos. Como Al Pesto con Sábana, por ejemplo, que es bastante generoso en queso parmesano pero se siente bien, aunque hay que descubrir bajo él el verdadero sabor del pesto, que es delicioso. Una pasta al dente, bastante colorida por supuesto y rica, acompañada de una sabrosa escalopa, jugosita y crocante. ¡Pídalo!

Y con un Risotto con Filete al Vino, cerramos la velada en Barandiarán, conociendo parte de lo nuevo. Este plato, muy aromático por el romero que adorna la carne, es jugoso, de cucharear sintiendo el toque del vino. Viene con una salsa de crema de ají amarillo y queso y se puede escoger el punto de cocción del filete que se siente muy amable en boca. Un buen, muy buen plato.

El chef Javier Barandiarán está a cargo de la cocina en la casa matriz de Providencia y espera a sus comensales con todo el cariño que puede entregar a través de su gastronomía y de la sazón peruana que siempre nos termina conquistando.

¿Dónde? Manuel Montt 315, Providencia.

 

 

 

 

 

PERU WEEK: PREPÁRATE PARA DISFRUTAR DE MÁS DE 50 OFERTAS GASTRONÓMICAS

Una excelente noticia para los sibaritas de corazón: del 19 de octubre al 2 de noviembre se realizará por segunda vez la campaña de promoción “Peru Week”,  que permitirá a los chilenos disfrutar de la variada y reconocida oferta gastronómica peruana en 54 restaurantes peruanos y sangucherías de Santiago, Valparaíso y Viña del Mar.

Durante las dos semanas de campaña, los restaurantes y sangucherías participantes ofrecerán menús especiales desde los $6.000 y atractivos descuentos que te permitirán disfrutar de emblemáticos y deliciosos platos como un lomo saltado, causa limeña, el reconocido ceviche, ají de gallina y los deliciosos postres tan característicos de esta mundialmente célebre gastronomía, como el suspiro limeño o  la mazamorra morada.

Entre los restaurantes participantes tenemos en Santiago a: Lima 17, Zafrán, Cocoa, Cántaro de Oro, El Dúo, Costa Mia, Chipe Libre República Independiente del Pisco, Sabor & Aroma, Gran Museo Peruano Fusión, Pisco & Nazca, Fortaleza, Casona del Virrey, Mamakuna, Perú Mágico,  Pachas Restaurante, Machupicchu, Huarique, Entre Piscos Gastronomía, Casa Valerio, Cebichería peruana Brisas del Mar, Ayaruchu, Lima Limón, Sanguchería La Gloria, La Chola, Tambo, Panko, Sanguchería Zambo, El Lobby Milesime, Aires de Máncora, Rocoto y Barandarián.

En tanto, en Valparaíso y Viña del Mar se suman Peruchos, Puerto Limeño, Causa Nostra, Paseo del Mar, Sanguchería Tenta, Pecado del inka, El Imperio Peruano, Quizuna, Cuzco Sabores y Sazón Peruana.

Para acceder a las ofertas deberán visitar el  sitio web www.peruweek.cl, ingresar a la sección “restaurantes” y elegir cualquiera de las ofertas publicadas para finalmente iniciar un viaje de sabor inolvidable hacia el Perú. Cuando visites los restaurantes, deberás mencionar “Perú Week” para hacer efectivo los descuentos.

El mejor destino gastronómico

Por sexto año consecutivo el Perú recibió el premio como «Mejor Destino Culinario del Mundo» en los World Travel Awards 2017, conocidos como los premios «Oscar del Turismo». Por otra parte, actualmente tres peruanos figuran en la lista de Los 50 Mejores Restaurantes del Mundo: Central (sexto puesto), Maido (séptimo) y Astrid & Gastón (39).

En la lista de Los 50 Mejores Restaurantes de América Latina hay 10 peruanos, encabezados por Maido y Central, en el primer y segundo lugar respectivamente, seguidos por Astrid & Gastón (7), Osso Carnicería y Salumería (12), La Mar (15), Isolina (21), Rafael (24), Malabar (30), Fiesta (46) y Ámaz (47).

En el sitio web elaborado exclusivamente para esta campaña, además se encuentran ofertas de viajes hacia diversos destinos peruanos, muchos de ellos tours gastronómicos en ciudades como Lima.