JARDÍN DE LOTUS: COMIDA QUE ALIMENTA EL ALMA

Jardín de Lotus realmente me sorprendió. No me lo esperaba. Está ubicado en la esquina de José Miguel Claro con Avenida Francisco Bilbao, en Providencia y si bien es un lugar que no se anuncia de manera rimbombante, es una verdadera caja de sorpresas. Y de rica comida.

Este centro de yoga, terapias y talleres, esconde entre sus paredes un gran restaurante, pensado para vegetarianos pero con algunas opciones veganas también.  Una carta generosa y menús diarios componen su oferta.

Como esta Cabra en Marraqueta que es un tentempié realmente exquisito. Con cebolla caramelizada, champiñones, queso de cabra gratinado y un toque de pesto que le da frescor. Una entrada con potencia que juega con sus sabores de muy buena manera.

El menú diario de almuerzo que trabajan tiene platos que no están en la carta. Y dentro de ellos estaba esta Lasaña de Setas que me dejó fascinada. No se extraña para nada la carne. Un plato bien armadito, cremoso y con una porción generosa. Queda perfecto el reemplazo carne –> champiñón.

Algo que amé del restaurante Jardín de Lotus es que los platos están cuidadosamente presentados, se nota que hay cariño en ellos. Así también sus preparaciones, las que no carecen de sabor ni creatividad. Al menos las que yo pude probar.

Y miren lo que hay aquí, Fetuccinis de Zanahoria acompañados de Croquetas de Cochayuyo ¡Wow! Un plato de pastas caseras con salsa pomodoro también de la casa y estas maravillosas croquetas de alga. Una versión vegetariana de un clásico ítaliano e increíblemente bien logrado. La pastas al dente formando la base para un plato delicioso. Totalmente recomendado.

La carta tiene Entradas, Cremas, Pastas, Postres y Especialidades, y en este último ítem está el Chupe de Alcachofas y Aceitunas gratinado y montado en un plato de greda como debe ser. Una creación súper rica que lleva en el centro una gran sorpresa que tienen que encargarse ustedes de averiguar. ¡Cuidado con quemarse!

Jardín de Lotus está estrenando su carta nueva a cargo del chef Michel Ramirez y la pastelera Joan Aliaga, quien también se mete a la cocina con los salados. La gestora de todo esto: Tatiana Solar, quien hace tres años y medio abrió este centro para alimentar el alma no solamente de forma espiritual, sino que también de forma gastronómica.

¡Ah! Y no dejen de probar sus creaciones dulces, como la Torta de Manjar Nuez o el Helado de Vino Tinto, perfecto para estos días calurosos.

¿Dónde? José Miguel Claro 1114, Providencia.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *