LA BUENA MESA DE VENDETTA

Con una sabrosa propuesta italo-chilena se instaló Vendetta en Patio Bellavista. Pero no, no es el primero, ya que tienen dos más (Plaza Egaña y Vespucio). Y si bien llevan solo dos meses en este polo gastronómico y turístico del centro de la ciudad, ya hay varios comensales que han quedado enganchados de su gastronomía.

Y es que la verdad es muy rica. O al menos lo que yo pude probar. Abundante, armoniosas presentaciones, sabor, enjundia.  Una carta de tragos no muy grande pero sí diversa. Y aunque estamos en otoño y hace frío, se me hizo perfecta la idea de abrir con este Ceviche Mixto con camarones ecuatorianos grandotes, salmón, pulpo, palta, choclo y otros agregados que lo transforman en un plato lleno de vida.

Hay una gran carta de Antipasti en Vendetta, así que me aventuré en probar los siguientes: Un Carpaccio de Res con infalible queso azul, alcaparras, limoneta, queso pecorino y grissini. Sé, que de solo leer la descripción de este plato, se les hizo agua la boca. Un Antipasti con personalidad. De mis favoritos. El otro fue un Crudo Vendetta con filete de res picado a cuchillo que se nota al tenerlo en boca. De esos platos que son perfectos pata compartir.

Como dato «no gastronómico», les puedo contar que la decoración de Vendetta está inspirada en lo urbano de la ciudad de Nueva York y cumple muy bien. Es un lugar amplio, con varios y diversos salones, segundo piso, donde caben cerca de 250 personas. Y fíjense en las sillas cuando vayan. Las trajeron de la misma gran manzana de un colegio en demolición. Me pareció fascinante.

Las pizzas son un fuerte en Vendetta. Es importante decir que ellos fabrican algunas de sus pastas, panes, pizzas y postres.  Ahora bien, tienen en carta quince pizzas a la piedra y podemos leer, por ejemplo, la pizza Al Funghi Trufado, A lo Pobre o Scampi. Yo probé dos: Mi favorita, la Pizza Margarita, que es tan simple y tan rica. Siempre. Y aquí, con masa de borde aireado y crocante, no muy diferente a la masa de la Pizza Buffala con harto pomodoro, mozzarellla y parmesano.

Y para seguir siendo feliz, probé parte de los Especiales de la Casa que son básicamente pastas. Y aquí quiero hacer un alto, porque les advierto que no pueden irse de Vendetta sin probar la Lasaña de Osobuco que, a la opinión de esta humilde sibarita, se lleva todos los aplausos. No haré grandes descripciones más que decir ¡wow!

¿Dónde? Constitución 30, Patio Bellavista, Providencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *