ISSEI: VARIEDAD Y PALADAR EN LOS TRAPENSES

Se vislumbra como un restaurante de comida con inspiración japonesa, pero es mucho más que eso. Issei abrió sus puertas en octubre del año recién pasado y su carta es bastante versátil. Pasa por sushis, ensaladas, pescados, carnes y más.

Además de la comida, también existe una buena carta de tragos con cócteles de autoría y demáses; vinos, espumantes, cervezas, destilados y sin alcohol. Dentro de los de verano, probé el Natsu; gin, tónica, pepino y pomelo mezclados para crear un bebestible fresquito.

Y para comenzar, un generoso y ácido Ceviche Mikussu con pescado fresco, camarones ecuatorianos, ostiones, camote, cilantro y ají amarillo. Un mix exitoso para saborear al inicio de la velada.

El Tiradito Izanagi estaba realmente exquisito, y probablemente mi foto no le hace justicia.  Laminas de atún, salmón y pesca del día (Palometa), bañado en aceite de sésamo tibio con cebollín y salsa oriental. ¡Una verdadera delicia! Cortes bastante grandes, ricos. A este tiradito lo acompañó encima una quínoa frita que le aportó una buenísima crocancia.

Y como el sushi es uno de los fuertes de Issei, había que probarlo. Y llegó navegando la mejor muestra de ellos en un coqueto y gran barco repleto de estos manjares nipones. Algunos de ellos: Mango Roll con atún, jaiba, pepino, palta y mango; el Issei Roll con camarones, calamares y palta, cubierto en ostiones gratinados en queso parmesano; o el Takeshi Roll que trae filete de res angus grillado, semillas de goji cubierto en queso crema y apanado en panko. ¿Cómo suenan? Para comérselos a destajo.

Y sí hay más comida. Lo que viene fue mi principal, mi fondo. Y no me vayan a tildar de fome porque elegí una ensalada, no señor, porque aquí las ensaladas prometen bastante y la mía, al menos, cumplió. Les cuento que probé el Tabule de Quinoa con un mix de ella, por supuesto, edamame, tomate cherry, pepino, camarón y palta. No puedo dejar de mencionar que amo, amo las edamames. Un plato frío y cumplidor. ¡Pídanlo!

Ya cerrando con los postres, déjenme decirles que estaban ricos y muy dulces en general. Suaves. Y me quedo particularmente con este Crocante de Lima que estaba redondito. Mouse helado de lima con crocante de nuez sobre salsa de frambuesa. Temperatura, textura, placer.

No queda más que invitarlos a que visiten Issei y saquen sus propias conclusiones. Recuerde que este sitio solo cuenta una experiencia, la de su humilde sibarita, que espera que se les abra el apetito y salgan a comer. Ojo, el estacionamiento es gratis ¡yupi!

¿Dónde? Mall Vivo Los Trapenses, local 1512, Lo Barnechea.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *