CHILEAN CUISINE: CUANDO EL PUERTO TE INVITA A COCINAR

Me considero una amante de Valparaíso. Quizás mi opinión es desde una vereda muy de turista, pero sus colores, cerros, paisajes, mística y nostalgia simplemente me hipnotizan, por lo que cuando me llegó la invitación de Chilean Cuisine para ir a verlos al puerto me fue imposible decir que no, aunque tuviera la agenda copada.

La experiencia que te invitan a vivir en Chilean Cuisine, de la mano de Guazzini Consultores, son sus Cooking Classes, en donde un team compuesto por chefs, sommeliers y guías turísticos te guían en la elaboración de un almuerzo (o cena) de principio a fin. Y cuando digo de principio a fin me refiero a esto: Junto a mis otros compañeros de viaje, nos juntamos con nuestra chef y guía Inés Márquez en la Plaza Sotomayor de Valparaíso (<3) y nos dirigimos directamente al Mercado El Cardonal. Antes de entrar en ese paraíso de sabores, olores y colores, discutimos nuestro menú.

 

Inés nos mostró una serie de posibilidades entre las que escogimos Pebre, Ceviche (de albacora), Empanadas de Pino, Charquicán, Alfajores para el postre y Pisco Sour para brindar. Una vez tomada esta importante decisión, nos internamos en el mercado para comprar nuestros ingredientes fresquitos. Así, nos paseamos entre los puestos y el patrimonio del puerto llenando nuestras bolsas de compra.

 

Volvimos a nuestra van cargaditos y emprendimos rumbo al Cerro Concepción, vecino del Cerro Alegre. Entre grafitis, escaleras, turistas y pendientes llegamos al hostal Pasaje Galvez, lugar que nos daría acogida para esta aventura culinaria.

 

Nos vestimos todos con coloridos atuendos de cocineros, gorro y pechera para disponernos a trabajar. Lavar vegetales, picar, cortar, pelar. Todo bajo la atenta mirada de Inés y Rosita quien nos ayudaba a mantener todo limpio y en su lugar.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El hostal es genial y en el salón que nos tocó cocinar la brisa marina entraba sin vergüenza por uno de los ventanales que tenía un pequeño balcón, al cuál no dudamos un segundo en asomarnos para disfrutar de la vista de las añosas y pintorescas casas.

Junto a mis compañeros seguimos incansables en nuestra tarea; amasar, preparar los mesones para cocinar, hacer nuestro “mise en place”. Entre conversaciones, tips, fotos, risas y probadas se nos hizo muy entretenido.

 

Partimos por preparar el Pebre y el Ceviche de Albacora. Sé que viene muy de cerca el comentario, pero el Pebre nos quedó increíble, no podíamos parar de untarlo con pancito.

IMG_5547

El Ceviche de Albacora nos quedó fresco y lo acompañamos de un trocito de palta para equilibrar la acidez.

Y para hacer las empanadas tuvimos que meter las manos en la masa. Todos, con Inés de guía, hicimos del uslero nuestro mejor amigo para lograr que nuestras empanadas quedaran, no tan solo ricas, sino que también bonitas. Una especie de sana competencia se formó entre nosotros. Mientras eso sucedía, el Charquicán esperaba su turno en la cocina.

IMG_5519

Logramos un almuerzo realmente delicioso y lo mejor de todo fue lo bien que lo pasamos haciéndolo. Cada paso, cada ingrediente, cada preparación la hicimos con toda la dedicación del mundo, y puchas que se notó.

 

IMG_5558

Y como no podía faltar el aperitivo ni el postre, escogimos hacer el regalón Pisco Sour (normal y jengibre) y Alfajores que culminaron con dulzura y satisfacción para nuestro paladar. Me sorprendió lo fácil que nos resultó hacer los alfajores y para mérito de toda la clase, nos quedaron muy ricos. Pondré sí o sí en práctica la receta en casa.

IMG_5559

Nadie tocó un bocado sin antes poner la mesa. Esa actividad que es tan nuestra, tan familiar, tan ceremoniosa, la previa perfecta para saber que viene en camino un banquete digno de ser devorado.

¿Qué puedo decir de Chilean Cuisine? Que es algo que tienen que hacer, que deben vivir. Es un proyecto que se nota que está hecho con cariño y dedicación, con preocupación y detalles. Si bien es una actividad simple y sencilla, lo que se vive de principio a fin desde que vas al mercado hasta que terminas tu último bocado se siente mágico, se siente bien. ¿Será que el puerto tiene esa energía especial que atrae?

¿El precio? $40.000 por persona.

Sus coordenadas son: 

http://www.cookingclasseschile.cl/

https://www.facebook.com/people/Cooking-Classes-Chile/100010302765401

https://www.instagram.com/chileancuisine_cookingclasses/

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *