BARBAZUL EL MAÑÍO, DISFRUTANDO LA TERRAZA ESTE VERANO

¡Llegó en gloria y majestad la temporada de terrazas! Esos momentos donde disfrutamos el aire libre, los atardeceres, el viento tibio y suave desordenando nuestro pelo disfrutamos de comida fresca y efervescente coctelería. Temporada perfecta para compartir con los amigos y la familia.

Barbazul, el clásico bar con tres décadas de historia y más de 10 locales en Santiago, acaba de abrir su nueva sucursal en El Mañío, Vitacura, para seguir ofreciendo a sus comensales excelentes momentos en torno a una buena coctelería de autor y una carta que acompaña con sándwiches, hamburguesas, tablas y una infinidad de papitas en diferentes formatos, entre otras cosas.

Dentro de la coctelería de autor, pude probar el 7 Mares ($6.500) un trago fresquito, fresquito, con vodka Stolichnaya, triple sec, jugo de maracuyá y naranja, una combinación que juega muy bien, llena de color. El Sour Ramazzotti ($6.100), por su parte, absolutamente contrastante, mezclando la receta tradicional de este coctel, pero con Ramazzotti Rossato y amargo de angostura. Sutil y delicado, pero al ser sour, muestra una acidez que le da fuerza.

Dentro de los Piqueos, hay dos clásicos que a ningún paladar le fallan: el Ceviche ($9.600) con salmón y camarón macerado en cilantro, aceite de oliva, cebolla y limón, una versión bien clásica y jugosa con un pescado que se muestra, quizás demasiado, pero que no deja de ser refrescante en boca. A este plato, se suma el Crudo Barbazul ($9.600) armado con tártaro de vacuno acompañado de cebolla, pepinillos, ají verde, cilantro, jugo de limón y mayonesa. A criterio de esta humilde redactora, quizás se asemeja más a un tartar que a un crudo y debería contemplar el ritual de ser aliñado en la mesa.  Ambos platos se acompañan de tostadas.

Siguiendo con los tragos de autor, hay algo en particular que debo mencionar; algunos de ellos están en el formato «Infarto» que se traduce en nada menos que en un vaso enorme, de quizás medio litro -o más- solo apto para barriles sin fondo. Y como por aquí somos barril sin fondo, me aventuré en ese formato con un Capitán Green ($8.200 precio infarto) una interesante combinación de pisco Mistral de 35° con cerveza, toques de limón, pepino macerado y el caballito de batalla de la temporada, jugo de maracuyá. Para ser honesta no pude con todo el vaso, pero es un trago perfecto para el verano, refrescante y un poco dulzón. Finalmente, el Barba Roja ($7.100) lleva gin Hendrick´s, jugo de frambuesa, pomelo y St Germain, mostrando disntintos sabores en boca.

¿Nos vamos a las burgers? Pues como es de esperarse, todas vienen con papitas -inserte aquí el emoji de felicidad abosluta-. Comencé con la Barbasaurio ($8.500) una hamburguesa casera con salsa de queso cheddar, cebolla caramelizada, salsa bbq y crispy de tocino, una combinación que siempre, pero siempre, saldrá ganadora si se prepara correctamente. Y en Barbazul lo saben hacer. Y para quienes prefieren otro tipo de sándwich, la Barbamechada ($8.500) se presenta a la italiana, con tomate, palta y mayonesa, con un queso fundido que le otorga mayor textura. Bastante rica.

¿Dónde? Avenida Vitacura 3891, Vitacura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *