EL MONTAÑES: UN REFUGIO PERFECTO PARA LOS AMANTES DE LA PIZZA Y LA CARNE

Partieron el 2001 como una alternativa gastronómica para los montañistas, allá en Farellones. Su estilo decorativo de piedras y madera lo hacen ser mucho más que un restaurante. Se transformó en un refugio. Y fue probablemente eso, además de su oferta en carnes y pizzas, lo que cautivó a comensales que hoy en día los siguen a su local de La Dehesa que abrió el año 2015 y que fue el que me tocó conocer.

Cálido, acogedor desde la entrada. Tuve la suerte de ser recibida por el propio chef Jorge Urbina, ex Open Box y Dolce & Salato, quien se aventuró no hace mucho a comandar la cocina de El Montañes que, además de los platos de la carta, ofrece un menú ejecutivo con una interesante propuesta. Es aquí en donde el chef deja escapar toda su creación, mayoritariamente.

Pueden, por ejemplo, mirar este Congrio Frito con Papas Mayo, parte del menú ejecutivo del día en que los visité. Claramente aquí hay una intensión, hay un cuidado y una presentación que se admira. Por lo demás un congrio suave con su capita crocante con papas que aportaron mayor cuerpo al plato.

Ya como parte de la carta quise probar algo totalmente opuesto a las carnes y las pizzas más clásicas y me fui por la Pizza Vegana. ¡Toda una sorpresa! Muy sabrosa, con una masa a la piedra que enjundió muy bien los ingredientes como el tofu marinado, los pimentones rojo y verde, el choclo, la aceituna y los champiñones. Pruébela.

Y para alternar con la oferta, llegó a la mesa la otra parte del menú ejecutivo del día, que a todo esto va de lunes a viernes de 12:30 a 15:00 hrs. Una perfecta Humita gratinada con Ensalada a la Chilena le entregó a nuestros paladares (incluyo a mi comensal) cremosidad y ese sabor a choclo veraniego que tanto amamos. Para no parar de cucharear.

Y claro, había que probar algo de carne, parte de la especialidad de la casa. Y, a sugerencia del chef Jorge Urbina, nos fuimos por una Tabla de Entraña, Merquén y Guacamole para compartir. Una sabrosísima carne coronada con Sal de Cahuil acompañada también por una mayo con merquén y pebre casero. El pancito rústico terminó de completar esta imperdible entrada. Cómasela junto a un buen tinto (a su elección), ya que en El Montañes cuentan con una amplia carta de vinos.

Los postres son otro punto a favor. Pude probar tres de ellos: Un Melón con Vino presentado acertadamente en una circunferencia de vidrio para darle «onda». Un final fresco otorgado también por la gelatina de Sauvignon Blanc que se encuentra al fondo; un Cheesecake de Oreo frío y gustoso en boca; y una Panna Cotta de Chocolate Blanco muy dulce y bien montada.  Ricos postres para finalizar una rica velada.

¿Quieren saber qué más se puede encontrar en El Montañes? Sánguches, Parrilla, Platos de la Casa y Ensaladas. Además, claro, de menú para niños. Y no sólo menú, porque los más pequeños cuentan con una amplia área de entretenimiento para divertirse si no quieren estar en la mesa. Un restaurante pensado totalmente para la familia.

¿Dónde? El Rodeo 13096, Lo Barnechea. Además, tienen locales en La Parva, Farellones, Pucón y Valdivia.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *