OOTOYA: AQUÍ PUEDES ENCONTRAR ESE SABOR ASIÁTICO QUE TANTO AMAS

Son preparaciones asiáticas con un sazón indiscutible. La carta de Ootoya se compone mayoritariamente de ramen, noodles y sushi, platos creados de forma deliciosa por el chef Peiyi Cai, que llegó a instalarse con camas y petacas al Barrio Bellavista en noviembre del 2017, a un local que tiene capacidad para 60 personas. Pequeñito, pero muy acogedor.

El picor es característico en Ootoya, pero no llega a ser peligroso. Aquí, fabrican sus propios productos como sus masas, pastas y salsa de soya. Y no hay duda de ello, ya que en cada bocado se puede sentir el sabor de la calidad hecha en casa.

Foto agencia Groovy

Así, puedo partir por recomendarles varios platos; no olvide comenzar picoteando los adictivos Edamame ($3.280) estos porotos de soya tiernos, cocidos al vapor que seguramente no podrá soltar. Luego están las Gyozas ($4.980) que se cocinan también al vapor con un toque crocante y que vienen generosamente rellenas de una pasta de cerdo/camarón. Exquisitas.

Dentro de estos abre boca pequeñitos, encontramos también los Dumpling de Szechuan ($5.580) que son bastante parecidos a las Gyozas pero con una masa más gruesa y que vienen con una salsa de maní picante que le dan todo ese toque del Asia que tanto nos gusta. Y no deje pasar algo bien único que son los Dragon Ball ($6.980) langostinos en salsa de mayo japonesa con nuez confitada. Un sabor bastante especial con texturas que recuerdan a un yogurt.

Foto agencia Groovy

Y si hablamos de los Noodles, el Ootoya Soba ($9.880) se ha transformado en uno de los favoritos de los comensales y con justa razón. Son sabrosos tallarines salteados con mariscos y salsa de la casa ligeramente picante. Un plato enjundioso que tiene sobre él un pescado deshidratado que, por el calor, parece bailar. Todo un espectáculo a la vista y al paladar.

Foto agencia Groovy

Respecto a los sushis, muy coloridos y voluminosos, pude probar el Volcano Roll ($9.280) que es una preparación tempurizada con salmón, kanikama, cebollín, langostino gratinado, queso crema, salsa de anguila y un toque de picante ¿Algo más? Solo cosas buenas suceden cuando lo llevas a la boca, con juegos de dulzor y crocancia.

Foto agencia Groovy

¿Nos vamos al ramen? Un plato tan típico japonés y que cae tan bien en esta época, donde el frío no perdona. Esta maravilla se basa en sopa de miso -condimento aromatizante-, con fideos japoneses y carne. Aquí en Ootoya hay ocho tipo de preparaciones diferentes y pude probar el Omasake Ramen ($8.800) con sopa miso, tallarines, huevo, choclo, ajonjolí y tres tipos de cerdo -ese día habían solamente dos disponibles- un lomo de cerdo y una especie de «arrollado» de cerdo. De buen carácter, calientito, humeante, con diferentes texturas. Un acierto total.

¿Dónde? Constitución 125, Providencia.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *