UNA GRAN COCINA: LO QUE NOS TENÍA ESCONDIDO NH CIUDAD DE SANTIAGO

Poco a poco los comensales se están convenciendo con la idea de que los restaurantes de los hoteles no son sólo para los pasajeros, son también para quienes buscamos vivir nuevas experiencias en torno a la gastronomía. Y son varios los hoteles que han potenciado sus cocinas, sus chefs, logrando ser reconocidos por eso.

Hace algunos días llegué al restaurante del hotel NH Ciudad de Santiago, ese que está desde el año 2000 en la esquina de calle Condell 40, y realmente me sorprendí. Sí bien no anuncia con bombos y platillos su propuesta gastronómica, es un verdadero placer todo lo que allí se puede probar.

La cocina, a cargo del joven chef Pablo Díaz ,intenta potenciar sabores locales y gastronomía internacional. Y para dejarlo demostrado con esta nueva carta de temporada, comenzamos probando un Panzotti de Centolla con Langostino al ajillo y Mayo de eneldo, Compota de zapallo y Merluza Frita. Un plato lleno de sabor y texturas para iniciar. Casi como una pieza de arte (mi foto no le hace mucha justicia para ser honesta).

Seguimos con una demostración de varios fondos que llegaron a confirmar el talento del chef. Un Lomo Vetado reducido en Carmenére con Puré de pera asada y Cebollín grillado. Con la carne en excelente punto de cocción y una sensación de dulzor que aportó la pera. Un plato muy bien pensado.

Sumamos un Salmón a las hierbas con Puré de arvejas y Salsa de murtilla. Un contraste agridulce que logra darle bastante protagonismo a la murtilla, rompiendo con el sabor del salmón aún en paladar. Un puré suave y efectivamente herbal. Junto al Salmón, otro pescado; Mahi Mahi  sobre Quínoa a los hongos y cebollines al Chardonnay, sedoso, con un crocante cebollín, ejerciendo gran dupla con la quínoa. Rico, rico.

Para terminar, un infaltable dentro de los sabores nacionales. Chuleta de Cordero cocinada al vacío con Cremoso de Papa Camote y Confit de tomate cherry. Pura sabrosura. Un plato cálido, perfecto para estos días de frío con un cordero blandito y un puré que aportó textura. ¡Un delicia de plato!

¿Alguien dijo postre? Hojarasca de maqui con higos al Carmenere y helado de Frutos rojos junto a Espuma y helado de lúcuma y Golden berry. Postres delicados, de hermoso montaje, con crocancia y diferentes temperaturas.

Toda una aventura descubrirte NH Ciudad de Santiago.  «Mi cocina es con mucho amor», cuenta casi conmovido Pablo Díaz, y vaya que se nota. Lo que ocurre en la cocina «escondida» de NH Ciudad de Santiago es realmente digno de conocer. No tengan miedo de entrar al hotel.

¿Dónde? Condell 40, Providencia. Santiago.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *